Arroz con leche sobre crema de chocolate LIGHT

20160519_132216

El arroz con leche  tradicional es un postre típico de la gastronomía de muchos países y se suele hacer cociendo lentamente el arroz en leche aromatizada y azúcar.

La versión que os propongo es totalmente ligera, hecha con arroz integral, leche desnatada y edulcorante, con un toque especial que le da la crema de chocolate desengrasado, que hará las delicias de los amantes del chocolate. Al estar libre de grasas y de azúcar, tiene la sexta parte de calorías que el arroz con leche hecho de forma tradicional, ademas de la fibra que aporta el arroz integral. Es apto casi para cualquier tipo dieta y para diabéticos.

Es ideal para darte el gusto de un buen postre sin el miedo a la gran cantidad de calorías que tendría haciéndolo  de manera tradicional. La crema de chocolate le da un contraste muy rico y sabroso. Probadlo, no os arrepentiréis.

Ingredientes:

Para el arroz con leche:

20160520_101723

-2 litros de leche desnatada (puede ser de soja light o sin lactosa)

-200gr arroz integral

-4 cucharadas edulcorante liquido

-La piel de un limón

-Una ramita de canela y canela molida al gusto

Preparación:

Fotograma grabado 2

Dejamos en remojo el arroz al menos durante 2 horas. Al ser arroz integral necesita algo de remojo para que quede en su punto. Se puede dejar desde la noche anterior.

Fotograma grabado 1

Ponemos a calentar la leche con la piel del limón y la ramita de canela

Fotograma grabado 3

Despues de haber tenido en remojo el arroz, debemos de lavarlo y aclararlo hasta que el agua salga limpia. Con el lavado quitaremos todo el almidón posible y quedará mas suelto al final y bajaremos el aporte de hidratos de carbono.

Fotograma grabado 4

Añadimos el arroz lavado a la leche. Es importante fijarse en los tiempos de cocción que nos indica el paquete del arroz integral. Puede variar mucho según las marcas. Hay que dejarlo el doble de tiempo que ponga en el paquete (si pone 20 minutos se dejará 40, si es 25= 50, etc.)

Fotograma grabado 5

Hay que hervirlo a fuego suave y removiendo amenudo para que no se pege

Fotograma grabado 6

Cuando queden 5 minutos para terminar la cocción, añadimos el edulcorante. Es el tiempo suficiente para que tome el dulzor y que el edulcorante no pierda dulzor con la cocción prolongada.

En éste caso, como en el paquete del arroz indicaba 20 minutos, lo he dejado 40 minutos, añadiendo el edulcorante a los 35 minutos de iniciar la cocción.

Fotograma grabado 7

Apartamos y dejamos enfriar

Mientras enfría, vamos a preparar la crema de chocolate

Ingredientes para la crema de chocolate:

20160520_103451

 

-2 cucharadas soperas colmadas del arroz con leche que acabamos de hacer

-150ml de leche desnatada (puede ser de soja light) templada

-2 cucharadas soperas colmadas de cacao en polvo desgrasado sin azúcar

-1 cucharada de edulcorante líquido

La función del arroz, en ésta parte de la receta, es para espesar la crema y aportar aromas a la misma

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora

 

Fotograma grabado 12

Y batimos hasta obtener una crema fina y ponemos a enfriar. Al enfriar tomará la textura adecuada, similar a una natilla espesa.

Ya con todo frío, procedemos a montar el postre.

En el recipiente que vayamos a servirlo (queda más vistoso si es de cristal pues se ven las capas) (yo lo suelo presentar en vasos bajos de vino o en copas de cóctel como la que veis en las fotos) , ponemos de fondo tres cucharadas de la crema de chocolate y terminamos rellenando con el arroz con leche.

En el momento de servir, espolvoreamos con canela molida y podemos adornar con un trocito de piel de limón y una ramita de canela para que quede más vistoso…

Espero que os guste. Fresquito está muy rico y es un postre que sacia, aunque lo podemos tomar a cualquier hora 😉

Aquí os dejo la video-receta:

Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Lo podeis hacer desde el blog, desde las redes sociales (al final siempre dejo los enlaces) o a través del correo pacomerligero@gmail.com. Tambien si teneis ganas de alguna receta en especial no dudeis en pedirmela, todo es adaptable 😉

Como siempre, cuento con la ayuda de mi siempre impecable Lina Barragán

Hasta la próxima receta 😉

Anuncios

Salsa China Light para ensaladas (salsa blanca)

20160513_124540

La clave de las ensaladas chinas está en la salsa que se utiliza, la llamada salsa blanca. He encontrado múltiples versiones por Internet, pero pocas dan en la clave del ingrediente principal, el que le da ese sabor peculiar. Sé que en Europa y América el ingrediente es poco conocido por el consumidor normal, pero se utiliza mucho en la industria alimenticia en todo el mundo. En Japón se conoce por  Aji-no-moto, “sazonador Umami”. En el resto del mundo por Glutamato monosódico, E621 o “potenciador del sabor”. Basta con fijarnos en la etiqueta de cualquier producto comercial para darnos cuenta cuanto de utiliza.

La primera pregunta que nos hacemos puede ser ¿es malo?. Es difícil de contestar. En primer lugar me gustaría insistir en que TODO EN EXCESO ES PERJUDICIAL. Cualquier alimento o ingrediente que se consuma en exceso puede terminar siendo perjudicial para nuestra salud. Éste producto es un tipo de sal, y la sal en exceso no es buena para nuestro organismo. Por supuesto es un producto que tiene tanto detractores como entusiastas, con estudios tanto a favor como en contra, pero hoy día ¿qué cosa no los tiene?. Yo siempre defiendo que la alimentación tiene que ser rica, variada y equilibrada. Aunque hay situaciones en que debemos evitar determinados alimentos, ya sea por problemas de salud, por razones de creencias o culturales, por evitar o paliar el sobrepeso o sencillamente por nuestro estilo de vida. Hay que respetarlo todo.

Yo en éste caso no soy ni defensor ni detractor, sencillamente me limito a indicar que es, como se utiliza y recordar que éste ingrediente (como muchos ingredientes de la cocina de hoy día) no se debe de utilizar en exceso. Yo lo utilizo (como hacen los orientales) en la salsa para ensaladas chinas y quedan perfectas, idénticas a las de los restaurantes chinos. Es el truco (que no es conocido y no quieren decírtelo en los restaurantes)

Respecto a que es lo que hace, es muy curioso. Tradicionalmente conocemos cuatro sabores básicos : dulce, ácido, amargo y salado…pero resulta que se descubrió que hay otro mas…el umami. Pues sí, resulta que hay cinco. Umami viene del japonés  (うま味) y es un vocablo que significa sabroso. Aunque en realidad tiene mucha historia, fue identificado como tal a principios del siglo XX por el Dr. Kikunae Ikeda. Umami es un sabor sutil pero de regusto prolongado y difícil de describir. Muchos de los alimentos que podemos consumir a diario son ricos en umami:  pescados, mariscos, carne curada, champiñones, tomates, col china, etc. El jamón ibérico tiene también sabor  umami.

¿Es difícil de conseguir? Pues curiosamente no. En la mayorías de tiendas de especias y condimentos los hay. Yo lo compro en una que hay en un mercado cercano. En algunas grandes superficies también lo hay (de la marca Aji-no-moto). Yo lo compro a granel y es bastante barato. Lo podeis pedir como sazonador umami o como glutamato monosódico.

Bueno, la introducción de hoy ha sido más larga de lo habitual, pero creo que merecía la pena saber que es el umami.

Vamos a por las recetas. Tienen el sabor original pero las he adaptado para que sean ligeras.

Salsa para ensalada china (salsa blanca)

20160513_115011

Ingredientes:

-100ml de vinagre de manzana (medio vaso)

-3 cucharadas soperas de edulcorante líquido (el que más os guste)

-Una cucharadita de ajinomoto (sazonador umami o glutamato monosódico) (si no lo tenéis no pasa nada, aunque es lo que le da ese sabor especial)

-Dos cucharaditas de sal

-Una cucharada sopera de aceite de semillas (el de oliva no va bien pues tiene un sabor más fuerte y el resultado no sería el esperado)

-2 cucharadas de yogur desnatado (puede ser de soja light)

-100ml de agua (medio vaso)

Quiero aclararos algo de los ingredientes.

En la receta original se utiliza de vinagre de arroz en mayor cantidad. He preferido utilizar vinagre de manzana por sus cualidades drenantes (que viene bien si estás a dieta) y por la facilidad de encontrarlo. Si tenéis vinagre de arroz, utilizad 200ml en vez de 100ml y no se añade agua en éste caso.

También en la receta original se utiliza bastante azúcar (en las proporciones que os doy llevaría medio vaso, que sería una bomba calórica). Lo he sustituido por edulcorante líquido.

Tengo que añadir yogur, ya que al utilizar muy poco aceite (en la receta original llevaría medio vaso) necesito un ingrediente que me emulsione la salsa y le de la textura adecuada.

Con respecto al aceite, si estáis a dieta y queréis utilizar algo que os ayude, lo ideal es el aceite de semillas de uva. Ofrece múltiples beneficios para la salud. Lo encontraréis en casi todas herboristerías (ojo no confundirlo con uno que es cosmético ).

Una vez tengamos todos los ingredientes, el procedimiento es muy sencillo

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora…

Batirlos durante 2 minutos, hasta que la salsa tome una textura densa y blanquecina. Después hay que dejarla reposar al menos media hora en la nevera antes de utilizarla (lo ideal seria un par de horas).

20160513_1247j22

Ponemos los ingredientes de la ensalada a nuestro gusto (lechuga, jamón cocido, brotes de soja, etc) .

Fotograma grabado 73

Servimos sobre ellos las salsa….y listo 😉

20160513_124716

Espero que os haya gustado. Iré subiendo mas tipos de salsas orientales adaptadas para aumentar el elenco de posibilidades.
Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo desde el blog, através de las redes sociales (incluido youtube) o al correo pacomerligero@gmail.com.

Aquí os dejo la video-receta

Como siempre cuento con la inestimable ayuda de Lina Barragán 😉

Nos vemos en la próxima receta.