“Mayonesa” Ultra-Light, sin aceite y con todo el sabor

20160603_110205

La mayonesa o mahonesa es una salsa que tradicionalmente se prepara emulsionado huevo y aceite vegetal, sazonada con sal, zumo de limón o vinagre.

Aunque el aceite es sano (sobretodo el de oliva) y nunca se debe de eliminar por completo de la dieta, por el aporte de vitaminas liposolubles y ácidos grasos insaturados  (los buenos, que nos protegen de la aparición de enfermedades cardiovasculares), la gran cantidad del mismo que lleva la forma tradicional de ésta salsa, hace que sea de muy alto aporte calórico.

Pensad que  los sobrecitos de mayonesa que ponen en las hamburgueserías tienen más de 350 kcal cada uno (si, un solo sobrecito). Incluso la mayonesa light comercial suele tener cerca de las 400 kcal por cada 100 gramos, por lo que si estás a dieta o quieres perder peso es una salsa que debemos limitar mucho, incluida la “light”.

La versión de ésta salsa que os propongo es MUY ligera. Está hecha sin aceite y montada gracias a la goma de xantana. El resultado es casi idéntico a las formas comerciales, pero con un aporte calórico mínimo. Es ideal para aligerar las comidas. Y aunque no lleva aceite…sabe casi cómo  la mayonesa de verdad 😉

Creo que muchos os preguntareis que es la goma de xantana y donde se compra. La goma xantana es un aditivo natural obtenido generalmente por la fermentación del maíz por una bacteria. Es inocuo para el organismo y no aporta calorías. Se utiliza mucho hoy día en la alimentación, en los panes sin gluten, en los helados, en las mahonesas comerciales, etc. Es un espesante que funciona tanto en frio como en calor, por lo que es utilizado por grandes chef en la (tan de moda) cocina molecular.

20160603_101758

Es fácil de conseguir. En cualquier tienda de especias lo tienen (yo la compré el otro día en un puestecillo de especias en un mercado). También se puede comprar por internet y no es un producto caro (entre 2 y 3 € el tarro) y nos abre un abanico de posibilidades en la cocina. También nos valdría la goma de aguar (de hecho los dos productos son intercambiables) y la pectina.

13348847_10206226019197162_309661666_nSon productos fáciles de conseguir en cualquier tienda o puesto especializado en especias.

Y después de ésta introducción mas larga de lo habitual, vamos por la receta:

20160603_101737

Ingredientes:

-Un huevo

-El zumo de un limón (o al gusto)

-1/2 cucharada de vinagre

-1/2 cucharadita de café de sal (podéis poner a vuestro gusto)

-3 gotas de edulcorante (ahora explico el porqué de éste ingrediente)

  • 5gr de goma de xantana (una cucharadita de café) (puede ser la misma cantidad de goma de aguar)

-200ml de leche desnatada (puede ser de soja light si no tomáis lácteos)

Cómo no lleva aceite, tengo que recurrir a todos los trucos para potenciar el sabor y que nos sepa bien. La mínima cantidad de edulcorante que utilizo hace que resalte el sabor (fijaros que en las mayonesas comerciales llevan jarabe de glucosa o azúcar). También la mezcla de la acidez del limón y el vinagre hace que sepa mejor. También utilizo el huevo entero pues si no, no sabría a mayonesa. La cantidad de grasa que aporta, para el conjunto, es mínima en realidad. Una yema de un huevo mediano aporta 7gr de grasa y con las cantidades que indico nos saldrá unos 300gr de salsa, por lo que el resultado final será inferior al 3% de materia grasa, similar a la que lleva el jamón cocido.

Vamos a la tarea

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora

Un truco muy bueno para conservar el limón que nos quede:

Si le hacemos un corte, introduciendo un cuchillo por la cabeza o por la base del limón, podremos exprimirlo sin cortarlo. No nos saldrá ni semillas ni pulpa y los que nos quede se conservará mejor en refrigerador para otra ocasión que lo precisemos 😉

Con todos los ingredientes en el vaso de la batidora, batimos hasta que nos espese. Es realmente fácil de hacer y rápido. Podemos controlar lo espesa que la queramos añadiendo más o menos goma de xantana (o goma de aguar)

Fotograma grabado 111

Sirve para acompañar tanto platos fríos como calientes pues se mantiene montada muy bien.

Espero que os guste. No os arrepentiréis si la hacéis. Es valida para casi cualquier tipo de régimen (incluido para diabéticos). Os vendrá muy bien si queréis perder algo de peso (y mas cuando llega el verano) y no queréis renunciar al sabor de las comidas.

Un régimen no consiste sólo en platos a la plancha y verduras (así se termina aburrid@). Podemos comer casi todo los que nos gusta con un poco de imaginación. Siempre lo digo, todo es adaptable

Aquí os dejo la vídeo-receta:

 

Como siempre, si tenéis alguna duda o sugerencia, no dudéis en contactar conmigo.

Lina y yo siempre estamos dispuestos para lo que necesitéis 😉

Nos vemos en la próxima receta.

 

 

 

Anuncios

Salsa China Light para ensaladas (salsa blanca)

20160513_124540

La clave de las ensaladas chinas está en la salsa que se utiliza, la llamada salsa blanca. He encontrado múltiples versiones por Internet, pero pocas dan en la clave del ingrediente principal, el que le da ese sabor peculiar. Sé que en Europa y América el ingrediente es poco conocido por el consumidor normal, pero se utiliza mucho en la industria alimenticia en todo el mundo. En Japón se conoce por  Aji-no-moto, “sazonador Umami”. En el resto del mundo por Glutamato monosódico, E621 o “potenciador del sabor”. Basta con fijarnos en la etiqueta de cualquier producto comercial para darnos cuenta cuanto de utiliza.

La primera pregunta que nos hacemos puede ser ¿es malo?. Es difícil de contestar. En primer lugar me gustaría insistir en que TODO EN EXCESO ES PERJUDICIAL. Cualquier alimento o ingrediente que se consuma en exceso puede terminar siendo perjudicial para nuestra salud. Éste producto es un tipo de sal, y la sal en exceso no es buena para nuestro organismo. Por supuesto es un producto que tiene tanto detractores como entusiastas, con estudios tanto a favor como en contra, pero hoy día ¿qué cosa no los tiene?. Yo siempre defiendo que la alimentación tiene que ser rica, variada y equilibrada. Aunque hay situaciones en que debemos evitar determinados alimentos, ya sea por problemas de salud, por razones de creencias o culturales, por evitar o paliar el sobrepeso o sencillamente por nuestro estilo de vida. Hay que respetarlo todo.

Yo en éste caso no soy ni defensor ni detractor, sencillamente me limito a indicar que es, como se utiliza y recordar que éste ingrediente (como muchos ingredientes de la cocina de hoy día) no se debe de utilizar en exceso. Yo lo utilizo (como hacen los orientales) en la salsa para ensaladas chinas y quedan perfectas, idénticas a las de los restaurantes chinos. Es el truco (que no es conocido y no quieren decírtelo en los restaurantes)

Respecto a que es lo que hace, es muy curioso. Tradicionalmente conocemos cuatro sabores básicos : dulce, ácido, amargo y salado…pero resulta que se descubrió que hay otro mas…el umami. Pues sí, resulta que hay cinco. Umami viene del japonés  (うま味) y es un vocablo que significa sabroso. Aunque en realidad tiene mucha historia, fue identificado como tal a principios del siglo XX por el Dr. Kikunae Ikeda. Umami es un sabor sutil pero de regusto prolongado y difícil de describir. Muchos de los alimentos que podemos consumir a diario son ricos en umami:  pescados, mariscos, carne curada, champiñones, tomates, col china, etc. El jamón ibérico tiene también sabor  umami.

¿Es difícil de conseguir? Pues curiosamente no. En la mayorías de tiendas de especias y condimentos los hay. Yo lo compro en una que hay en un mercado cercano. En algunas grandes superficies también lo hay (de la marca Aji-no-moto). Yo lo compro a granel y es bastante barato. Lo podeis pedir como sazonador umami o como glutamato monosódico.

Bueno, la introducción de hoy ha sido más larga de lo habitual, pero creo que merecía la pena saber que es el umami.

Vamos a por las recetas. Tienen el sabor original pero las he adaptado para que sean ligeras.

Salsa para ensalada china (salsa blanca)

20160513_115011

Ingredientes:

-100ml de vinagre de manzana (medio vaso)

-3 cucharadas soperas de edulcorante líquido (el que más os guste)

-Una cucharadita de ajinomoto (sazonador umami o glutamato monosódico) (si no lo tenéis no pasa nada, aunque es lo que le da ese sabor especial)

-Dos cucharaditas de sal

-Una cucharada sopera de aceite de semillas (el de oliva no va bien pues tiene un sabor más fuerte y el resultado no sería el esperado)

-2 cucharadas de yogur desnatado (puede ser de soja light)

-100ml de agua (medio vaso)

Quiero aclararos algo de los ingredientes.

En la receta original se utiliza de vinagre de arroz en mayor cantidad. He preferido utilizar vinagre de manzana por sus cualidades drenantes (que viene bien si estás a dieta) y por la facilidad de encontrarlo. Si tenéis vinagre de arroz, utilizad 200ml en vez de 100ml y no se añade agua en éste caso.

También en la receta original se utiliza bastante azúcar (en las proporciones que os doy llevaría medio vaso, que sería una bomba calórica). Lo he sustituido por edulcorante líquido.

Tengo que añadir yogur, ya que al utilizar muy poco aceite (en la receta original llevaría medio vaso) necesito un ingrediente que me emulsione la salsa y le de la textura adecuada.

Con respecto al aceite, si estáis a dieta y queréis utilizar algo que os ayude, lo ideal es el aceite de semillas de uva. Ofrece múltiples beneficios para la salud. Lo encontraréis en casi todas herboristerías (ojo no confundirlo con uno que es cosmético ).

Una vez tengamos todos los ingredientes, el procedimiento es muy sencillo

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora…

Batirlos durante 2 minutos, hasta que la salsa tome una textura densa y blanquecina. Después hay que dejarla reposar al menos media hora en la nevera antes de utilizarla (lo ideal seria un par de horas).

20160513_1247j22

Ponemos los ingredientes de la ensalada a nuestro gusto (lechuga, jamón cocido, brotes de soja, etc) .

Fotograma grabado 73

Servimos sobre ellos las salsa….y listo 😉

20160513_124716

Espero que os haya gustado. Iré subiendo mas tipos de salsas orientales adaptadas para aumentar el elenco de posibilidades.
Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo desde el blog, através de las redes sociales (incluido youtube) o al correo pacomerligero@gmail.com.

Aquí os dejo la video-receta

Como siempre cuento con la inestimable ayuda de Lina Barragán 😉

Nos vemos en la próxima receta.