Pollo Agridulce estilo chino LIGHT, sin azúcar, sin harina y sin grasas

El pollo agridulce es un plato típico de la gastronomía chino-estadounidense, que está basado en el tradicional cerdo agridulce de la comida cantonesa. Consiste esencialmente tiras de pollo de  rebozadas y fritas, servido con salsa agridulce, acompañado de tiras de pimiento y cebolla.

En la versión que os propongo, evito freír el pollo rebozado haciéndolo en el horno, además de sustituir la harina por salvado de avena. Con ésto queda mucho más ligero que la receta tradicional pues disminuimos drásticamente el aporte de grasas que aporta el rebozado frito, con un resultado muy similar. También sustituyo el azúcar por stevia, por lo que el resultado final es de reducido aporte calórico, siendo así válido casi para cualquier tipo de régimen o dieta. Por supuesto, por la naturaleza de los ingredientes, es válido para las dietas diabéticas.

Tradicionalmente las verduras se hacen en láminas cortadas de tamaño similar. Para darle un toque distinto voy a utilizar pimientos pequeños de colores y chalotas.

20160527_102946

Vamos por la receta:

20160527_102350

Ingredientes:

-250gr pollo cortado en daditos

-150gr pimientos pequeños de colores (rojos, verdes, etc.)

-100gr de chalotas peladas (pueden ser cebollitas francesas)

-2 cucharadas soperas de concentrado de tomate (no confundir con el tomate frito)

-1 cucharada sopera de stevia (se puede sustituir por una cucharada de edulcorante)

-3 cucharadas de vinagre de manzana

-125ml de agua (medio vaso)

-125ml de jugo de piña sin azúcar (yo voy a utilizar el que trae la lata de piña en su jugo)

-Sal al gusto

20160527_102523

 

 

Para el marinado del pollo

-3 cucharadas soperas de salsa de soja sin azúcar (fijaros en la etiqueta antes de comprarla)

-1 cucharadita de jengibre rallado (puede ser en polvo si no tenéis fresco)

-Una pizca de sal

20160527_102758

 

Para el rebozado

-2 cucharadas soperas colmadas de Salvado de avena molido fino

-1 cucharadita de levadura química (o polvos para hornear)

-250ml de agua (un vaso)

-Una pizca de sal

-Un huevo

Empezamos con el marinado del pollo.

Ponemos el pollo en un bol y añadimos las tres cucharadas de salsa de soja, una pizca de sal y el jengibre rallado (se puede utilizar en polvo si no tenéis fresco)

Mezclamos bien y dejamos marinar al menos una hora (lo podemos hacer la noche anterior)

Mientras marina el pollo preparamos el rebozado

Batimos el huevo y lo mezclamos en un bol con las dos cucharadas de salvado, la cucharadita de levadura, el agua y  la sal. Batimos hasta que está todo bien mezclado. El salvado de avena tarda un poco más en absorber el agua que la harina, por lo que al principio puede parecer que la masa está demasiado líquida, pero al reposar espesa de forma adecuada. La masa del rebozado tiene que reposar también al menos media hora.

Fotograma grabado 814

Una vez que haya reposado y marinado toda lo anterior el tiempo suficiente, procedemos a hacer el pollo.

Mezclamos el pollo con la masa del rebozado, añadiendo también los jugos de la maceración. Mezclamos bien.

Con una cuchara, vamos depositando en moldes ligeramente engrasados, trocitos de pollo con masa suficiente para llenarlos. Nos vale cualquier tipo de molde pequeño que nos soporte el horno.

Fotograma grabado 89

Con el horno precalentado a 180ºC (355 ºF), los vamos horneando durante 10 minutos hasta que los tengamos todos hechos.

Fotograma grabado 90

Por otro lado, en una sartén o wok , salteamos las verduras con un poquito de aceite a fuego fuerte. Yo he utilizado pimientos pequeños naranjas y rojos, pimientos del padrón semi picantes (podeis utilizarlos dulces) y chalotas (también nos valen cebollitas francesas).

Cuando empiecen a dorar añadimos el agua, el jugo de la piña, las dos cucharadas de tomate concentrado, las tres cucharadas de vinagre de manzana y la cucharada de stevia. Si en vez de Stevia vamos a utilizar edulcorante líquido, habría que añadirlo casi al final, un par de minutos antes de retirar del fuego.

Removemos bien, bajamos el fuego a la mitad y guisamos durante 5 minutos. Las verduras en los guisos orientales se suelen hacer al “dente”, durante menos tiempo. Como utilizo verduritas enteras hay que dejarlas un poco más para conseguir el mismo resultado. Si os gustan más hechas se pueden dejar unos minutos adicionales.añadiendo más agua o jugo de piña si precisara.

Pasados los 5 minutos, añadimos las bolitas de pollo que hemos horneado, removemos y dejamos en el fuego 5 minutos más.

Fotograma grabado 98

y Listo;). Sólo nos queda emplatar y que cada comensal se sirva la carne y verduras que guste. Se puede servir la salsa aparte para que cada uno añada la que le apetezca.

Fotograma grabado 99

Espero que os guste. El resultado, aunque lleva un toque personal, es muy parecido al que nos sirven en los restaurantes, pero sin la carga de azúcar y grasas (por el rebozado frito) que lleva la receta original.

Como siempre, aquí os dejo la vídeo-receta:

Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo a través del blog, de las redes sociales o al correo pacomerligero@gmail.com.

Como siempre, cuento con la inestimable ayuda de Lina Barragán 😉

Nos vemos en la próxima receta

 

 

Anuncios

“Lomo en manteca” Light…o Pavo mentiroso ;)

 

Parece lomo en manteca, pero es LIGHT DE VERDAD Y DE RÉGIMEN. Y ESTÁ MUY RICO. Lo llamo Pavo mentiroso. Imita a la perfección al lomo en manteca, pero es pavo…y sin grasas.

El “Lomo en manteca”  es un plato tradicional de Andalucia (España)  que consiste en lomo de cerdo adobado con sal, ajo, orégano, pimentón, etc. y  frito en su manteca

La zurrapa de lomo es un derivado del  lomo de cerdo frito en manteca, que se va deshilachando y mezclando con la manteca en la que se ha cocinado. Tiene cierto parecido con las rillettes francesas. La zurrapa se suele comer untada en tostadas para desayunar y merendar.

Hay muchas personas que, ya sea por no querer tomar grasas o tener que perder un poco de peso, se han quedado con las ganas de comerse un buen plato (o un bocadillo) de lomo en manteca. Por eso he querido hacer este plato.    Tiene todo el sabor y la textura del lomo adobado frito en manteca colorá (como se conoce en el sur de España y Extremadura)….pero sin grasas y totalmente ligero.
Parto de una pechuga de pavo que adobo de forma similar y en vez de frita, la hago al horno sólo con los jugos del adobo y un “pelín” de aceite. Imito la manteca con queso batido desnatado, los jugos de la cocción y un poco de pimentón, pero sólo con los jugos está muy rico.
Y si además utilizáis mi receta de pan de salvado sin harina…podéis comeros un buen bocadillo que sabe a lomo en manteca….pero sin lomo, manteca ni harina…LIGHT Y DE RÉGIMEN 😉

Vamos a ello

Ingredientes:

20160314_175536

-1 kg de Pechuga de pavo en una pieza y metida en una malla para mantener la forma

Para el adobo:

-2 cabezas de ajos peladas

-25gr de pimentón

-25gr de orégano

-1 vaso de buen vino blanco

-250cc de vinagre de vino

-Sal al gusto y unas gotas de aceite para la bandeja del horno

Para imitar a la manteca “colorá”:

20160318_102642

-200 gr queso batido desnatado

-Una cucharadita de pimentón

-2 cucharadas soperas del jugo de la cocción

-1/2 cucharadita de sal

-1 hoja de gelatina

 

Empezamos

Trituramos con una batidora los ajos, los 25 gr de pimentón, los 25 gr de orégano con el el vino y el vinagre.

Ponemos la carne en una fuente y la salamos al gusto. Volcamos e impregnamos bien la carne con el adobo que hemos preparado con la batidora.

Lo dejamos reposar al menos 6 horas en la nevera (queda mejor hacerlo el día anterior) que tome bien el sabor del adobo.

20160315_173915 - copia

Pasado el tiempo de marinaje, lo pasamos todo a una fuente de horno con unas gotas de aceite

20160315_174113 - copia

Lo introducimos en el horno precalentado a 180ºC (355ºF) durante una hora. A mitad de la cocción le damos la vuelta

20160315_190941

Lo sacamos y dejamos enfriar un poco antes de lonchearlo.

Mientras, si hemos decidido hacer la imitación de la manteca, nos ponemos a hacerla

Rehidratamos la hoja de gelatina durante 5 minutos en agua, escurrimos, la pasamos a un vaso que nos valga después para batidora y la derretimos en el microondas (con 5-10 segundos es suficiente, no debe hervir). Añadimos al vaso el queso desnatado, la cucharadita de pimentón, la media cucharadita de sal y las dos cucharadas soperas del jugo de la cocción. Batimos bien hasta que quede una mezcla uniforme. La ponemos a enfriar

 

Cuando la carne esté templada (así la podremos manipular con más seguridad), le retiramos la malla y la loncheamos

IMG-20160321-WA0002

La imitación de manteca, una vez fría, queda con éste aspecto. Queda bastante conseguida, aunque si no queréis hacerla, la carne acompañada de los jugos de la cocción queda muy rica tanto en frío como en caliente, incluso en bocadillos (a mi es como más me gusta)

20160318_110133

Emplatamos y…Listo 😉

Éste es el vinculo directo a la en youtube: Video-receta

Y este es el vínculo al canal:

https://www.youtube.com/channel/UCXsojpUyaJHQALKiiVe4kuw

SI os gusta, no dudéis en suscribirse.

Ah y no olvidéis darle al “like” o  “me gusta” si lo consideráis a bien

Lo único que me queda por añadir de nuevo, que el empuje y colaboración de mi novia Lina Barragán, ha sido básico para poder compartir éstas cosas.

Gracias a todos por el pedacito de su tiempo que han invertido en leer esto.

 

Cómo hacer Chorizos caseros SIN grasa

Hola de nuevo. Aquí os dejo mi receta de CHORIZOS LIGHT.

Siii….LIGHT…SIN GRASA. De ternera, pavo y pollo. El contenido graso final, es similar al jamón cocido. La textura que queda, pese a no llevar grasa añadida, es muy buena, similar a la que tiene la caña de lomo o el lomo embuchado. Es importante que las carnes que seleccionemos sean muy frescas y estén lo máximo posible libre de grasa. Que sean cortes limpios, magros y así conseguiremos que el resultado final lleve una carga grasa muy baja. No es difícil de hacer. Animaros.

Hay una confusión muy común con el chorizo de pavo comercial. Muchas veces se compra pensando que no tiene grasa no es así. No lleva cerdo pero se le echa GRASA DE PATO (mirad por curiosidad la composición si vais al supermercado). Lleva menos grasa que el chorizo de cerdo, pero lleva bastante. He hecho una prueba calentado los tres tipos de chorizos (el que vamos a hacer, el de cerdo y el de pavo que venden en las tiendas) y la diferencia es muy clara:

Si os fijáis en la mancha de grasa que deja cada uno y el fondo del plato queda muy evidente la diferencia. Como decía, el de pavo suelta menos grasa que el de cerdo, pero suelta bastante.

A continuación voy a describiros los ingredientes y utensilios que voy a utilizar.

Yo utilizo para embutirlos una picadora antigua que me regaló un amigo, pero antes los hacía con un embudo ancho. Tiene algo más de trabajo pero queda casi igual.

4

Si al final os decidís a hacerlo regularmente, os aconsejo que os compréis una. Las hay modernas, con motor inclusive que son muy baratas. Yo sigo utilizando ésta porque le tengo cariño (la pobre tiene más de 100 años y funciona perfectamente) y llevamos muchos embutidos “juntos”.

Las carnes deben de ser lo más frescas posibles, compradas en la carnicería y que nos la pique el carnicero. A él también podemos encargarle le tripa, si no la encontramos en las tiendas de especias o herboristerías, que es donde suelo comprarlas. También vamos a necesitar hilo de algodón grueso para atar los embutidos.

La tripa natural que viene conservada en salmuera. Hay que tenerla en remojo 15-30 minutos para que pierda la sal y se rehidrate. Podemos encontrar varios tipos. Yo voy a utilizar una delgada para el chorizo tipo “ristra” y otra más grande y gruesa para el chorizo cular. Existen tripas sintéticas pero no las aconsejo. El chorizo no toma el mismo aroma en el secado y curación.

En esta receta voy a utilizar en total 4 kilos de carne:

-2kg de ternera (es importante para el resultado final que sea un corte limpio de grasa)

-1 kg de pechuga de pavo

-1 kg de pechuga de pollo

7

Para especiar la carne voy a utilizar:

-Dos cabezas de ajos grandes peladas

-100gr de pimentón

-80gr de sal

-20gr de orégano

-10gr de pimienta negra molida

Si queréis hacer menos o más carne, las proporciones son por cada kilo de carne, ½ cabeza de ajo, 25gr de pimentón, 20gr de sal, 5gr de orégano y 2,5gr de pimienta molida.

8

Para poder mezclar todo bien, añadimos 1 copa de buen vino blanco. Éste nos ayudará a mezclar bien las especias y a que se repartan mejor en el amasado.

Debemos pedir al carnicero que nos pique las carnes con los ajos.

9

Y ahora vamos con el proceso.

En primer lugar mezclamos en un recipiente la sal, el pimentón, el vino, el orégano y la pimienta molida.

Mezclamos, removemos bien y añadimos a las carnes picadas con el ajo.

Amasamos hasta que se repartan bien las especias. Hay que amasar hasta conseguir un color uniforme (pueden ser 15-20 minutos).

97

Las pasamos a una fiambrera y tienen que estar tres días en la nevera. Una vez al día hay que sacarla y removerla un poco para que macere de forma uniforme.

98

Ya, la noche antes de embutirlos, dejamos la carne fuera de la nevera, tapada con un paño para que empiece la fermentación.

99

Pasamos la carne a una bandeja para poder trabajar mejor y montamos la picadora con el embudo.

100

Empezamos pasando la tripa ya hidratada por el embudo

111

Hacemos un nudo al final de la tripa con el hilo de algodón para empezar el primer chorizo

1111

Vamos metiendo la carne y haciendo girar la manivela y se irá llenando la tripa. Aseguraos que entre de forma compacta y no haya burbujas de aire.

Cuando consideremos que tenemos el tamaño de pieza deseada, cortamos y anudamos..y ya tenemos el primer chorizo ;). Si vemos que han quedado burbujas de aire, podemos pincharlas con un alfiler para vaciarlas.

Repetimos toda la operación hasta que tengamos hechos todos los chorizos.

Si no tuviésemos picadora para embutir, ésta sería la manera de embutirlos con un embudo ancho. (En el video que he subido a mi canal de YouTube se ve bien cómo se hace)(Al final pongo los enlaces)

777

Ya tenemos toda la carne embutida y preparada para curar.

Tendremos que colgarla en un sitio fresco, que está ventilado pero que no le dé el aire de forma directa

Y a partir de las dos semanas ya podemos poder a empezar a consumirlos. Los culares (los más gruesos) están más buenos con mayor curación. Estos en 4 semanas estarán perfectos.

Están tan ricos como la pinta que tienen. Y lo mejor que NO llevan grasa. Podemos comerlos con la misma tranquilidad que el jamón cocido, pero están mucho más buenos. Merece la pena el trabajo.

Es más, si estamos a régimen y nos molestamos en hacer éstas cosas, después nos costara más el saltárnoslos. Además de estar tomando alimentos, que en su forma “normal” los tendríamos prohibidos. No echaremos más en falta los chorizos tradicionales 🙂

Y si además utilizáis mi pan de salvado…PODEIS COMEROS UN BOCADILLO DE CHORIZO TOTALMENTE DE RÉGIMEN 😉

Estos chorizos son válidos para cualquier tipo de dieta que necesite un aporte reducido en grasas. Por supuesto lo pueden comer sin problemas los diabéticos y no lleva gluten ni lactosa.

Y si os gusta, suscribiros al canal. Seguiré subiendo recetas y trucos similares. Todas las recetas que subo las he modificado o adaptado yo para que valgan para casi cualquier régimen. Todas llevaran un reducido aporte de grasas y sin hidratos de carbono refinados.

Éste es el vínculo al canal:

https://www.youtube.com/channel/UCXsojpUyaJHQALKiiVe4kuw

SI os gusta, no dudéis en suscribirse. Es gratis y yo no gano nada, pero gusta saber que las personas se interesan por mi trabajo.

Ah y no olvidéis darle al “like” o  “me gusta” si lo consideráis a bien

Lo único que me queda por añadir que el empuje y colaboración de mi novia Lina Barragán, ha sido básico para poder compartir éstas cosas.

Gracias a todos por el pedacito de su tiempo que han invertido en leer esto.