Helado Cremoso LIGHT de Chocolate, sin azúcar ni grasas

20160811_145337

Los helados son preparaciones alimenticias congeladas, generalmente hechas de leche, crema de leche o grasa vegetal combinadas con saborizantes, frutas, chocolate, galletas, frutos secos, etc.

El helado es un alimento completo que aporta muchos nutrientes.  Consumido con moderación es un buen tentempié, postre o merienda para cualquier persona que siga una dieta sana y equilibrada.

La cremosidad que caracteriza al helado tradicional se consigue por el uso de azúcares, que disminuyen la formación de cristales de hielo, y  las grasas, reducen el tamaño de los mismos y da la sensación de suavidad

En ésta versión de helado ligero que os propongo, aunque no lleva azúcar ni grasas, consigo la cremosidad y la textura suave que nos gusta a todos gracias a un par de trucos:

-Por un lado, usando leche en polvo desnatada y enriquecida en calcio, que aporta proteínas y sales de calcio que evitan o disminuyen la formación de cristales de hielo.

-Por otro lado, añadiendo goma de Guar. Al igual que la goma de xantana (de hecho son productos prácticamente intercambiables), es un estabilizador que usado en la elaboración de helados evita la aparición de cristales durante el congelado.

La goma de xantana ya la he utilizado en otras recetas y si queréis saber algo mas lo explico en la receta de mayonesa sin aceite.

Respecto a la goma de Guar, el guar es una planta de la familia de las habas que se cultiva en la India. De sus habas, se saca la goma que es utilizada en cocina como espesante y estabilizador. Los dos productos son baratos y fáciles de conseguir hoy día. Se encuentran con facilidad en la mayoría de las tiendas y puestos de especias y herboristerías.

Ahora vamos por la receta

Ingredientes para, aproximadamente, un kilo de helado:

20160811_125821

-750ml de leche desnatada (si es enriquecida en calcio mejor pues saldrá el helado más cremoso). Si no tomáis lácteos podéis sustituirla por leche de soja light (también si es enriquecida en calcio mejor)

-75gr (4 cucharadas soperas colmadas) de cacao en polvo desengrasado y sin azúcar

-100gr (5 cucharadas soperas colmadas) de leche en polvo desnatada, si es enriquecida en calcio mejor. Si no tomáis lácteos podéis no utilizarla, aunque el resultado final quedará con una textura menos cremosa.

-4 cucharadas soperas de edulcorante líquido (el que más os guste)

-5gr (una cucharadita de café) de goma de Guar (ó goma de Xantana, son productos prácticamente intercambiables)

Podemos elaborar el helado tanto con máquina heladera como sin ella. Voy a explicar cómo hacerlo de las dos maneras.

En primer lugar vamos a hacer la masa base del helado.

En el vaso de la batidora añadimos todos los ingredientes y batimos hasta que están bien ligados y la mezcla quede uniforme

Fotograma grabado 164

Una vez tengamos la mezcla uniforme procedemos a enfriar para hacer el helado.

Método con  heladera:

DSC00372

Aunque existen muchas marcas y formas, el método básico de funcionamiento es similar. En primer lugar se suele congelar durante 24h el recipiente base (seguid siempre las instrucciones del fabricante) que es el que nos va a enfriar la masa y formar el helado. Las heladeras tienen unas palas que van removiendo la masa durante el enfriado para dar volumen a la mezcla y evitar que cristalice

Recordad siempre seguir las instrucciones del fabricante. Algunos detalles pueden variar de una máquina a otra.

Una vez preparada la máquina, la ponemos en marcha y añadimos la mezcla que hemos preparado:

Fotograma grabado 166

La dejamos funcionar de 30 a 45 minutos (cuando el helado esté formado y tenga la suficiente firmeza las palas se sueltan) . El fabricante de la máquina siempre da un tiempo orientativo.

¡Ya tenemos listo nuestro helado LIGHT 😉 !

 

Método sin heladera

Fotograma grabado 165

Volcamos la mezcla en un recipiente apto para el congelador y lo introducimos en el mismo y lo dejamos media hora. Pasada la media hora, sacamos y batimos (con la batidora y si no tenemos podemos hacerlo con las varillas).

El batir es para introducir aire en la mezcla para dar volumen y romper los cristales que se hayan podido formar

Volvemos a introducirlo en el congelador y a la media hora volvemos a batir el preparado. Hay que batir la mezcla cada media hora durante las dos primeras horas y después, por última vez, a la hora del último batido (son tres horas en total)

…y listo

Ya solo nos queda adornar y servir

Para adornar y complementar queda perfecto el “sirope de chocolate light” que utilizo en mi receta de Crepes light

 

Espero que os haya gustado.
Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Lina y yo siempre estamos dispuestos para lo que necesitéis 😉

Podéis hacerlo desde el blog, a través de las redes sociales (incluido youtube) o al correo pacomerligero@gmail.com.

Aquí os dejo la video-receta:

 

También podeis encontrar mas recetas en mi canal de youtube 

Os pido perdón por haber estado un tiempo sin poder actualizar la web y el canal. He tenido que dedicar un tiempo extra a mi trabajo, pero prometo “ponerme las pilas” y volver a proponeros mas de mis recetas adaptadas.

Gracias por vuestra paciencia

Nos vemos en la próxima receta 😉

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Trampantojo de Abondigas con Tomate: Postre dulce Light

2marca0160617_184351

Los trampantojos son elaboraciones que juegan visualmente con el comensal, es decir,  es una receta que parece una cosa pero al probarla es otra bien distinta.

En éste caso he querido proponeros un postre especial para las dietas de adelgazamiento, que consiste en bolas de queso desnatado con sorpresa, sobre crema de frutos rojos y palitos de manzana, por supuesto sin azúcar .

La crema de frutos rojos está hecha con una mezcla de frutos que son drenantes, saciantes, muy ricos en vitaminas C , B y hierro: las fresas, grosellas y frambuesas.

Ésta mezcla está indicada tanto en regímenes de adelgazamiento como en diabéticos, ya que al tener una gran cantidad de fibra (pectina) ayuda a mantener estable el azúcar en la sangre, ralentizando la absorción de determinados nutrientes como por ejemplo los azúcares refinados o las grasas También el efecto drenante hace que tienda a disminuir la retención de líquidos.Tampoco contiene gluten y se puede utilizar queso vegano, por lo que abanico de compatibilidad con tipos dietas es muy alto.

Vamos a ello.

20160617_175400

Empezamos por el puré de frutos rojos y los palitos de manzana

20160617_175520

Ingredientes:

-100gr de Grosellas rojas

-100gr de Frambuesas

-150gr de Fresas

-1 Manzana (del tipo que mas os guste)

-2 cucharadas soperas de edulcorante liquido

-unas gotas de limón

Lavamos bien todas la frutas. Las fresas las troceamos y las grosellas las separamos del racimo. Cortamos la manzana en palitos y le añadimos unas gotas de zumo de limón para que no se oscurezcan. Reservamos algunos trozos de fresas, grosellas y frambuesas para el relleno de las bolitas de queso.

En un vaso para la batidora echamos las fresas, las frambuesas, las grosellas y dos cucharadas de edulcorante liquido.

Batimos bien hasta obtener un puré uniforme. Las grosellas al ser muy ricas en vitamina C (ácido ascórbico) pueden dar un toque algo ácido para algunas personas. Se puede suavizar añadiendo menos cantidad y/o una cucharada del queso que vayamos a utilizar en la receta al hacer el puré. Siempre se puede adaptar a vuestro paladar.

Ponemos el puré a enfriar y vamos por las bolitas de queso

20160617_175803

Ingredientes:

-150gr de Requesón desnatado (podéis utilizar el queso que mas os guste, incluso queso vegano) (yo personalmente prefiero el requesón desnatado pues es el que tiene el sabor mas intenso de los quesos sin grasa). Si estáis a dieta para perder peso, es preferible que el queso sea 0% materia grasa

-1 cucharada sopera de Leche en polvo desnatada. No es imprescindible. La utilizo para compactar el queso y que se formen mejor las bolas. Si no tomáis lácteos no la utilicéis, pero buscad un queso vegano que sea mas compacto.

-Una cucharadita de Goma de Xantana o goma de Aguar. La función es la misma que la leche en polvo desnatada, mantener las bolas de queso elásticas y estables. Tampoco es imprescindible pero mejora la textura final. En mi receta de Mayonesa sin aceite explico lo que es y como conseguirla. Si no la vais a utilizar procurad usar un queso lo mas compacto posible.

-2 cucharadas soperas de edulcorante liquido

En el baso de la batidora ponemos el queso, la goma de xantana y la cucharada de leche en polvo desnatada (si los vamos a utilizar) y las dos cucharadas de edulcorante.

Batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Fotograma grabado 144

Enfriamos en la nevera y volcamos en un plato. Al estar fría y reposada la mezcla, endurecerá mas y se podrá trabajar mejor con ella.

Para que las bolas de queso mantengan mejor la forma las tenemos que “rebozar”. Para el rebozado voy a utilizar una mezcla de 2 cucharadas de leche en polvo desnatada y una cucharada sopera de stevia granulada. Si no tomáis lácteos se puede rebozar sólo con stevia granulada (o aspartamo si os gusta mas)

Con las manos limpias y ligeramente humedecidas en aceite (para poder trabajarlas mejor), vamos formando las bolas de queso e introduciendo en el interior trozos de los frutos rojos que teníamos reservados.

Las pasamos por el “rebozado” y las vamos depositando en un plato

Una vez terminado de hacer todas las bolitas, nos disponemos a montar el plato

Las disponemos sobre el plato que vamos a utilizar para servirlas y las bañamos con el puré de frutos rojos

Mezclamos las bolitas bien con el puré y adornamos con los palitos de manzana

DSC00355

Y listo 😉

Espero que os haya gustado. Quería hacer algo distinto, que nos ayudase si estamos a dieta para perder peso y que fuera válido y adaptable a la mayoría de las situaciones en la que exista alguna intolerancia alimenticia. Ademas es un postre muy fresquito y está muy rico. Probadlo, ya veis que es relativamente fácil de hacer y es realmente una mezcla muy sana. No os arrepentiréis 😉

Aquí os dejo la video-receta:

Como siempre, si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo através de las redes sociales, desde el mismo blog o  del correo electrónico pacomerligero@gmail.com.

Lina y yo os atenderemos con mucho gusto

Nos vemos en la próxima receta 🙂

 

 

 

Dulce de la Fruta del Dragón. Light sin azúcar ni grasas

20160609_172833

20160608_110008

Os propongo una receta con la que podéis sorprender a vuestros invitados con algo fresco y distinto…y por supuesto LIGHT, sin azúcar ni grasas. Podemos servirla tanto de entrante dulce como de postre.

La pitaya, pitahaya, picajón, yaurero, warakko, o fruta del dragón, es una fruta tropical de la familia de los cactus.

Desde un punto de vista nutricional, la pitahaya o pitaya es una fruta que a pesar de ser muy dulce presenta un bajo aporte calórico, gracias a su bajo contenido en hidratos de carbono. Está compuesta en su mayoría por fibra, que brinda un efecto de saciedad. Esta fruta cuenta además con una gran cantidad de vitamina C, vitamina A y  calcio. Todo esto la hace un fruto ideal para consumir si estamos realizando algún régimen para adelgazar o si queremos controlar la glucosa.

La Pitaya o Fruta del dragón se puede consumir sola, pero está deliciosa en la receta que os propongo. La variedad que voy a utilizar en ésta receta es la Pitaya común, de piel roja y pulpa blanca.

Ingredientes:

Dos pitayas medianas. Para saber si la fruta está madura, debe ser de color rojo brillante o de color rosado y al presionar la pulpa debe de ceder un poco. Si está muy dura le falta madurar. Hay que evitar las que tengan manchas oscuras y secas. Como pasa en otras frutas, si está verde le va a faltar sabor.

-150gr de leche en polvo desnatada (unas 6 cucharadas colmadas)

-2 cucharadas soperas de edulcorante liquido (del que mas os guste)

-100ml de leche desnatada

Canela molida y moldes pequeños (por ejemplo de magdalenas)

Empezamos pelando la fruta. Para ello empezamos con un pequeño corte en la base que nos va a servir para peladla con mas facilidad

Y después la cortamos en dos trozos a lo largo

Tiramos de la piel para quitarla. La pulpa saldrá entera con facilidad

La troceamos en daditos de un centímetro

Ahora nos disponemos a preparar la masa de leche. Me baso en mi receta de leche condensada light, pero le echo la mitad de liquido para que quede mas densa, como una masa de croquetas.

En el recipiente de la batidora volcamos la leche en polvo, el edulcorante y la leche desnatada. Batimos hasta que está todo homogéneo. Queda una masa densa que cuajará mas al enfriar y reposar.

La volcamos (antes de que cuaje mas) sobre los dados de fruta y removemos

Para que mantenga bien la forma hasta que cuaje, es conveniente poner los moldes de papel sobre otros mas rígidos. Yo voy a utilizar unos de silicona

Fotograma grabado 130

Vamos rellenando los moldes con un trozo de fruta y masa de leche suficiente. Cuando los tengamos todos rellenos, dejamos enfiar al menos una hora. Pasado ese tiempo habrá cuajado y endurecido. Los podremos sacar del molde de rígido y seguirán manteniendo la forma.

Ya sólo queda disponer los dulces sobre la fuente que vayamos a servir y espolvorearlos con canela en polvo.

Y listo 😉

Como he dicho al principio, podemos servirlo tanto de entrante dulce como de postre. Sorprenderéis a vuestros invitados con algo fresco y distinto…y por supuesto LIGHT.

Esta receta, por su alto contenido en fibra, vitaminas y calcio, es válida para casi cualquier tipo de régimen, incluidas las dietas diabéticas. Es ideal para tomar algo distinto, dulce y fresco…y encima nos ayuda a perder peso

Aquí os dejo la vídeo-receta:

Espero que os haya gustado. Si tenéis alguna duda o sugerencia me la podéis hacer llegar através de las redes sociales, desde éste blog o a través del correo pacomerligero@gmail.com

Lina y yo siempre estamos dispuestos para lo que necesitéis

Nos vemos en la próxima receta 😉

 

“Mayonesa” Ultra-Light, sin aceite y con todo el sabor

20160603_110205

La mayonesa o mahonesa es una salsa que tradicionalmente se prepara emulsionado huevo y aceite vegetal, sazonada con sal, zumo de limón o vinagre.

Aunque el aceite es sano (sobretodo el de oliva) y nunca se debe de eliminar por completo de la dieta, por el aporte de vitaminas liposolubles y ácidos grasos insaturados  (los buenos, que nos protegen de la aparición de enfermedades cardiovasculares), la gran cantidad del mismo que lleva la forma tradicional de ésta salsa, hace que sea de muy alto aporte calórico.

Pensad que  los sobrecitos de mayonesa que ponen en las hamburgueserías tienen más de 350 kcal cada uno (si, un solo sobrecito). Incluso la mayonesa light comercial suele tener cerca de las 400 kcal por cada 100 gramos, por lo que si estás a dieta o quieres perder peso es una salsa que debemos limitar mucho, incluida la “light”.

La versión de ésta salsa que os propongo es MUY ligera. Está hecha sin aceite y montada gracias a la goma de xantana. El resultado es casi idéntico a las formas comerciales, pero con un aporte calórico mínimo. Es ideal para aligerar las comidas. Y aunque no lleva aceite…sabe casi cómo  la mayonesa de verdad 😉

Creo que muchos os preguntareis que es la goma de xantana y donde se compra. La goma xantana es un aditivo natural obtenido generalmente por la fermentación del maíz por una bacteria. Es inocuo para el organismo y no aporta calorías. Se utiliza mucho hoy día en la alimentación, en los panes sin gluten, en los helados, en las mahonesas comerciales, etc. Es un espesante que funciona tanto en frio como en calor, por lo que es utilizado por grandes chef en la (tan de moda) cocina molecular.

20160603_101758

Es fácil de conseguir. En cualquier tienda de especias lo tienen (yo la compré el otro día en un puestecillo de especias en un mercado). También se puede comprar por internet y no es un producto caro (entre 2 y 3 € el tarro) y nos abre un abanico de posibilidades en la cocina. También nos valdría la goma de aguar (de hecho los dos productos son intercambiables) y la pectina.

13348847_10206226019197162_309661666_nSon productos fáciles de conseguir en cualquier tienda o puesto especializado en especias.

Y después de ésta introducción mas larga de lo habitual, vamos por la receta:

20160603_101737

Ingredientes:

-Un huevo

-El zumo de un limón (o al gusto)

-1/2 cucharada de vinagre

-1/2 cucharadita de café de sal (podéis poner a vuestro gusto)

-3 gotas de edulcorante (ahora explico el porqué de éste ingrediente)

  • 5gr de goma de xantana (una cucharadita de café) (puede ser la misma cantidad de goma de aguar)

-200ml de leche desnatada (puede ser de soja light si no tomáis lácteos)

Cómo no lleva aceite, tengo que recurrir a todos los trucos para potenciar el sabor y que nos sepa bien. La mínima cantidad de edulcorante que utilizo hace que resalte el sabor (fijaros que en las mayonesas comerciales llevan jarabe de glucosa o azúcar). También la mezcla de la acidez del limón y el vinagre hace que sepa mejor. También utilizo el huevo entero pues si no, no sabría a mayonesa. La cantidad de grasa que aporta, para el conjunto, es mínima en realidad. Una yema de un huevo mediano aporta 7gr de grasa y con las cantidades que indico nos saldrá unos 300gr de salsa, por lo que el resultado final será inferior al 3% de materia grasa, similar a la que lleva el jamón cocido.

Vamos a la tarea

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora

Un truco muy bueno para conservar el limón que nos quede:

Si le hacemos un corte, introduciendo un cuchillo por la cabeza o por la base del limón, podremos exprimirlo sin cortarlo. No nos saldrá ni semillas ni pulpa y los que nos quede se conservará mejor en refrigerador para otra ocasión que lo precisemos 😉

Con todos los ingredientes en el vaso de la batidora, batimos hasta que nos espese. Es realmente fácil de hacer y rápido. Podemos controlar lo espesa que la queramos añadiendo más o menos goma de xantana (o goma de aguar)

Fotograma grabado 111

Sirve para acompañar tanto platos fríos como calientes pues se mantiene montada muy bien.

Espero que os guste. No os arrepentiréis si la hacéis. Es valida para casi cualquier tipo de régimen (incluido para diabéticos). Os vendrá muy bien si queréis perder algo de peso (y mas cuando llega el verano) y no queréis renunciar al sabor de las comidas.

Un régimen no consiste sólo en platos a la plancha y verduras (así se termina aburrid@). Podemos comer casi todo los que nos gusta con un poco de imaginación. Siempre lo digo, todo es adaptable

Aquí os dejo la vídeo-receta:

 

Como siempre, si tenéis alguna duda o sugerencia, no dudéis en contactar conmigo.

Lina y yo siempre estamos dispuestos para lo que necesitéis 😉

Nos vemos en la próxima receta.

 

 

 

Pollo Agridulce estilo chino LIGHT, sin azúcar, sin harina y sin grasas

El pollo agridulce es un plato típico de la gastronomía chino-estadounidense, que está basado en el tradicional cerdo agridulce de la comida cantonesa. Consiste esencialmente tiras de pollo de  rebozadas y fritas, servido con salsa agridulce, acompañado de tiras de pimiento y cebolla.

En la versión que os propongo, evito freír el pollo rebozado haciéndolo en el horno, además de sustituir la harina por salvado de avena. Con ésto queda mucho más ligero que la receta tradicional pues disminuimos drásticamente el aporte de grasas que aporta el rebozado frito, con un resultado muy similar. También sustituyo el azúcar por stevia, por lo que el resultado final es de reducido aporte calórico, siendo así válido casi para cualquier tipo de régimen o dieta. Por supuesto, por la naturaleza de los ingredientes, es válido para las dietas diabéticas.

Tradicionalmente las verduras se hacen en láminas cortadas de tamaño similar. Para darle un toque distinto voy a utilizar pimientos pequeños de colores y chalotas.

20160527_102946

Vamos por la receta:

20160527_102350

Ingredientes:

-250gr pollo cortado en daditos

-150gr pimientos pequeños de colores (rojos, verdes, etc.)

-100gr de chalotas peladas (pueden ser cebollitas francesas)

-2 cucharadas soperas de concentrado de tomate (no confundir con el tomate frito)

-1 cucharada sopera de stevia (se puede sustituir por una cucharada de edulcorante)

-3 cucharadas de vinagre de manzana

-125ml de agua (medio vaso)

-125ml de jugo de piña sin azúcar (yo voy a utilizar el que trae la lata de piña en su jugo)

-Sal al gusto

20160527_102523

 

 

Para el marinado del pollo

-3 cucharadas soperas de salsa de soja sin azúcar (fijaros en la etiqueta antes de comprarla)

-1 cucharadita de jengibre rallado (puede ser en polvo si no tenéis fresco)

-Una pizca de sal

20160527_102758

 

Para el rebozado

-2 cucharadas soperas colmadas de Salvado de avena molido fino

-1 cucharadita de levadura química (o polvos para hornear)

-250ml de agua (un vaso)

-Una pizca de sal

-Un huevo

Empezamos con el marinado del pollo.

Ponemos el pollo en un bol y añadimos las tres cucharadas de salsa de soja, una pizca de sal y el jengibre rallado (se puede utilizar en polvo si no tenéis fresco)

Mezclamos bien y dejamos marinar al menos una hora (lo podemos hacer la noche anterior)

Mientras marina el pollo preparamos el rebozado

Batimos el huevo y lo mezclamos en un bol con las dos cucharadas de salvado, la cucharadita de levadura, el agua y  la sal. Batimos hasta que está todo bien mezclado. El salvado de avena tarda un poco más en absorber el agua que la harina, por lo que al principio puede parecer que la masa está demasiado líquida, pero al reposar espesa de forma adecuada. La masa del rebozado tiene que reposar también al menos media hora.

Fotograma grabado 814

Una vez que haya reposado y marinado toda lo anterior el tiempo suficiente, procedemos a hacer el pollo.

Mezclamos el pollo con la masa del rebozado, añadiendo también los jugos de la maceración. Mezclamos bien.

Con una cuchara, vamos depositando en moldes ligeramente engrasados, trocitos de pollo con masa suficiente para llenarlos. Nos vale cualquier tipo de molde pequeño que nos soporte el horno.

Fotograma grabado 89

Con el horno precalentado a 180ºC (355 ºF), los vamos horneando durante 10 minutos hasta que los tengamos todos hechos.

Fotograma grabado 90

Por otro lado, en una sartén o wok , salteamos las verduras con un poquito de aceite a fuego fuerte. Yo he utilizado pimientos pequeños naranjas y rojos, pimientos del padrón semi picantes (podeis utilizarlos dulces) y chalotas (también nos valen cebollitas francesas).

Cuando empiecen a dorar añadimos el agua, el jugo de la piña, las dos cucharadas de tomate concentrado, las tres cucharadas de vinagre de manzana y la cucharada de stevia. Si en vez de Stevia vamos a utilizar edulcorante líquido, habría que añadirlo casi al final, un par de minutos antes de retirar del fuego.

Removemos bien, bajamos el fuego a la mitad y guisamos durante 5 minutos. Las verduras en los guisos orientales se suelen hacer al “dente”, durante menos tiempo. Como utilizo verduritas enteras hay que dejarlas un poco más para conseguir el mismo resultado. Si os gustan más hechas se pueden dejar unos minutos adicionales.añadiendo más agua o jugo de piña si precisara.

Pasados los 5 minutos, añadimos las bolitas de pollo que hemos horneado, removemos y dejamos en el fuego 5 minutos más.

Fotograma grabado 98

y Listo;). Sólo nos queda emplatar y que cada comensal se sirva la carne y verduras que guste. Se puede servir la salsa aparte para que cada uno añada la que le apetezca.

Fotograma grabado 99

Espero que os guste. El resultado, aunque lleva un toque personal, es muy parecido al que nos sirven en los restaurantes, pero sin la carga de azúcar y grasas (por el rebozado frito) que lleva la receta original.

Como siempre, aquí os dejo la vídeo-receta:

Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo a través del blog, de las redes sociales o al correo pacomerligero@gmail.com.

Como siempre, cuento con la inestimable ayuda de Lina Barragán 😉

Nos vemos en la próxima receta

 

 

Arroz con leche sobre crema de chocolate LIGHT

20160519_132216

El arroz con leche  tradicional es un postre típico de la gastronomía de muchos países y se suele hacer cociendo lentamente el arroz en leche aromatizada y azúcar.

La versión que os propongo es totalmente ligera, hecha con arroz integral, leche desnatada y edulcorante, con un toque especial que le da la crema de chocolate desengrasado, que hará las delicias de los amantes del chocolate. Al estar libre de grasas y de azúcar, tiene la sexta parte de calorías que el arroz con leche hecho de forma tradicional, ademas de la fibra que aporta el arroz integral. Es apto casi para cualquier tipo dieta y para diabéticos.

Es ideal para darte el gusto de un buen postre sin el miedo a la gran cantidad de calorías que tendría haciéndolo  de manera tradicional. La crema de chocolate le da un contraste muy rico y sabroso. Probadlo, no os arrepentiréis.

Ingredientes:

Para el arroz con leche:

20160520_101723

-2 litros de leche desnatada (puede ser de soja light o sin lactosa)

-200gr arroz integral

-4 cucharadas edulcorante liquido

-La piel de un limón

-Una ramita de canela y canela molida al gusto

Preparación:

Fotograma grabado 2

Dejamos en remojo el arroz al menos durante 2 horas. Al ser arroz integral necesita algo de remojo para que quede en su punto. Se puede dejar desde la noche anterior.

Fotograma grabado 1

Ponemos a calentar la leche con la piel del limón y la ramita de canela

Fotograma grabado 3

Despues de haber tenido en remojo el arroz, debemos de lavarlo y aclararlo hasta que el agua salga limpia. Con el lavado quitaremos todo el almidón posible y quedará mas suelto al final y bajaremos el aporte de hidratos de carbono.

Fotograma grabado 4

Añadimos el arroz lavado a la leche. Es importante fijarse en los tiempos de cocción que nos indica el paquete del arroz integral. Puede variar mucho según las marcas. Hay que dejarlo el doble de tiempo que ponga en el paquete (si pone 20 minutos se dejará 40, si es 25= 50, etc.)

Fotograma grabado 5

Hay que hervirlo a fuego suave y removiendo amenudo para que no se pege

Fotograma grabado 6

Cuando queden 5 minutos para terminar la cocción, añadimos el edulcorante. Es el tiempo suficiente para que tome el dulzor y que el edulcorante no pierda dulzor con la cocción prolongada.

En éste caso, como en el paquete del arroz indicaba 20 minutos, lo he dejado 40 minutos, añadiendo el edulcorante a los 35 minutos de iniciar la cocción.

Fotograma grabado 7

Apartamos y dejamos enfriar

Mientras enfría, vamos a preparar la crema de chocolate

Ingredientes para la crema de chocolate:

20160520_103451

 

-2 cucharadas soperas colmadas del arroz con leche que acabamos de hacer

-150ml de leche desnatada (puede ser de soja light) templada

-2 cucharadas soperas colmadas de cacao en polvo desgrasado sin azúcar

-1 cucharada de edulcorante líquido

La función del arroz, en ésta parte de la receta, es para espesar la crema y aportar aromas a la misma

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora

 

Fotograma grabado 12

Y batimos hasta obtener una crema fina y ponemos a enfriar. Al enfriar tomará la textura adecuada, similar a una natilla espesa.

Ya con todo frío, procedemos a montar el postre.

En el recipiente que vayamos a servirlo (queda más vistoso si es de cristal pues se ven las capas) (yo lo suelo presentar en vasos bajos de vino o en copas de cóctel como la que veis en las fotos) , ponemos de fondo tres cucharadas de la crema de chocolate y terminamos rellenando con el arroz con leche.

En el momento de servir, espolvoreamos con canela molida y podemos adornar con un trocito de piel de limón y una ramita de canela para que quede más vistoso…

Espero que os guste. Fresquito está muy rico y es un postre que sacia, aunque lo podemos tomar a cualquier hora 😉

Aquí os dejo la video-receta:

Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Lo podeis hacer desde el blog, desde las redes sociales (al final siempre dejo los enlaces) o a través del correo pacomerligero@gmail.com. Tambien si teneis ganas de alguna receta en especial no dudeis en pedirmela, todo es adaptable 😉

Como siempre, cuento con la ayuda de mi siempre impecable Lina Barragán

Hasta la próxima receta 😉

Salsa China Light para ensaladas (salsa blanca)

20160513_124540

La clave de las ensaladas chinas está en la salsa que se utiliza, la llamada salsa blanca. He encontrado múltiples versiones por Internet, pero pocas dan en la clave del ingrediente principal, el que le da ese sabor peculiar. Sé que en Europa y América el ingrediente es poco conocido por el consumidor normal, pero se utiliza mucho en la industria alimenticia en todo el mundo. En Japón se conoce por  Aji-no-moto, “sazonador Umami”. En el resto del mundo por Glutamato monosódico, E621 o “potenciador del sabor”. Basta con fijarnos en la etiqueta de cualquier producto comercial para darnos cuenta cuanto de utiliza.

La primera pregunta que nos hacemos puede ser ¿es malo?. Es difícil de contestar. En primer lugar me gustaría insistir en que TODO EN EXCESO ES PERJUDICIAL. Cualquier alimento o ingrediente que se consuma en exceso puede terminar siendo perjudicial para nuestra salud. Éste producto es un tipo de sal, y la sal en exceso no es buena para nuestro organismo. Por supuesto es un producto que tiene tanto detractores como entusiastas, con estudios tanto a favor como en contra, pero hoy día ¿qué cosa no los tiene?. Yo siempre defiendo que la alimentación tiene que ser rica, variada y equilibrada. Aunque hay situaciones en que debemos evitar determinados alimentos, ya sea por problemas de salud, por razones de creencias o culturales, por evitar o paliar el sobrepeso o sencillamente por nuestro estilo de vida. Hay que respetarlo todo.

Yo en éste caso no soy ni defensor ni detractor, sencillamente me limito a indicar que es, como se utiliza y recordar que éste ingrediente (como muchos ingredientes de la cocina de hoy día) no se debe de utilizar en exceso. Yo lo utilizo (como hacen los orientales) en la salsa para ensaladas chinas y quedan perfectas, idénticas a las de los restaurantes chinos. Es el truco (que no es conocido y no quieren decírtelo en los restaurantes)

Respecto a que es lo que hace, es muy curioso. Tradicionalmente conocemos cuatro sabores básicos : dulce, ácido, amargo y salado…pero resulta que se descubrió que hay otro mas…el umami. Pues sí, resulta que hay cinco. Umami viene del japonés  (うま味) y es un vocablo que significa sabroso. Aunque en realidad tiene mucha historia, fue identificado como tal a principios del siglo XX por el Dr. Kikunae Ikeda. Umami es un sabor sutil pero de regusto prolongado y difícil de describir. Muchos de los alimentos que podemos consumir a diario son ricos en umami:  pescados, mariscos, carne curada, champiñones, tomates, col china, etc. El jamón ibérico tiene también sabor  umami.

¿Es difícil de conseguir? Pues curiosamente no. En la mayorías de tiendas de especias y condimentos los hay. Yo lo compro en una que hay en un mercado cercano. En algunas grandes superficies también lo hay (de la marca Aji-no-moto). Yo lo compro a granel y es bastante barato. Lo podeis pedir como sazonador umami o como glutamato monosódico.

Bueno, la introducción de hoy ha sido más larga de lo habitual, pero creo que merecía la pena saber que es el umami.

Vamos a por las recetas. Tienen el sabor original pero las he adaptado para que sean ligeras.

Salsa para ensalada china (salsa blanca)

20160513_115011

Ingredientes:

-100ml de vinagre de manzana (medio vaso)

-3 cucharadas soperas de edulcorante líquido (el que más os guste)

-Una cucharadita de ajinomoto (sazonador umami o glutamato monosódico) (si no lo tenéis no pasa nada, aunque es lo que le da ese sabor especial)

-Dos cucharaditas de sal

-Una cucharada sopera de aceite de semillas (el de oliva no va bien pues tiene un sabor más fuerte y el resultado no sería el esperado)

-2 cucharadas de yogur desnatado (puede ser de soja light)

-100ml de agua (medio vaso)

Quiero aclararos algo de los ingredientes.

En la receta original se utiliza de vinagre de arroz en mayor cantidad. He preferido utilizar vinagre de manzana por sus cualidades drenantes (que viene bien si estás a dieta) y por la facilidad de encontrarlo. Si tenéis vinagre de arroz, utilizad 200ml en vez de 100ml y no se añade agua en éste caso.

También en la receta original se utiliza bastante azúcar (en las proporciones que os doy llevaría medio vaso, que sería una bomba calórica). Lo he sustituido por edulcorante líquido.

Tengo que añadir yogur, ya que al utilizar muy poco aceite (en la receta original llevaría medio vaso) necesito un ingrediente que me emulsione la salsa y le de la textura adecuada.

Con respecto al aceite, si estáis a dieta y queréis utilizar algo que os ayude, lo ideal es el aceite de semillas de uva. Ofrece múltiples beneficios para la salud. Lo encontraréis en casi todas herboristerías (ojo no confundirlo con uno que es cosmético ).

Una vez tengamos todos los ingredientes, el procedimiento es muy sencillo

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora…

Batirlos durante 2 minutos, hasta que la salsa tome una textura densa y blanquecina. Después hay que dejarla reposar al menos media hora en la nevera antes de utilizarla (lo ideal seria un par de horas).

20160513_1247j22

Ponemos los ingredientes de la ensalada a nuestro gusto (lechuga, jamón cocido, brotes de soja, etc) .

Fotograma grabado 73

Servimos sobre ellos las salsa….y listo 😉

20160513_124716

Espero que os haya gustado. Iré subiendo mas tipos de salsas orientales adaptadas para aumentar el elenco de posibilidades.
Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo desde el blog, através de las redes sociales (incluido youtube) o al correo pacomerligero@gmail.com.

Aquí os dejo la video-receta

Como siempre cuento con la inestimable ayuda de Lina Barragán 😉

Nos vemos en la próxima receta.

 

Crepes de Crema de chocolate y fresas Superlight sin azúcar, harina,grasas ni gluten

   Crepe,  crep, o crepa es una elaboración de origen francés que se suele hacer con harina de trigo, huevos, leche, aceite, sal. La pasta obtenida con éstos ingredientes se extiende en forma de disco y se cocina por sus dos caras, hasta que se dore. Se suele servir como base de un plato o postre, añadiéndole todo tipo de ingredientes, tanto dulces como salados.

La versión que os propongo está libre de harina, azúcares y muy baja en grasa (la que aporta la yema de un huevo pequeño para 8-10 crepes). Las versiones del sirope de chocolate y la crema de chocolate que realizo también están exentas de grasas y azúcares por lo que es totalmente light.

He intentado que abarque todas las situaciones posibles, pues además de no llevar azúcar, grasas ni harina se puede hacer sin lácteos (con leche y yogur de soja) y tampoco lleva gluten. Las posibilidades son muy amplias pues si queréis hacerlo salado, por ejemplo relleno de tiras de pollo, lechuga y salsa de yogur light (ya publicaré las recetas para hacer la salsas de caseras Superlight) tenéis un “Crebap”

Vamos a ello

20160420_131331

 

Ingredientes para la masa de Crepes:

-200ml de leche desnatada o leche de soja light

-50gr de salvado de avena molido fino y tamizado

-Un huevo pequeño

-4 claras de huevo

-una “pizca” de sal (la punta de un cuchillo)

-una pizca de “stevia” (si es para una receta salada no es necesario)

 

Preparamos y cocinamos la masa:

En un recipiente amplio echamos el huevo, las claras, la leche, el salvado de avena, una pizca de sal y una pizca de stevia (o de vuestro edulcorante preferido).

Fotograma grabado 31

Batimos todo bien hasta obtener una pasta homogénea. La dejamos reposar media hora.

Fotograma grabado 38

Ponemos una sartén antiadherente a algo mas de fuego medio y añadimos unas gotas de aceite.

Añadimos 2-3 cucharadas de la masa (en función del diámetro de vuestra sartén) y la expandimos por la sartén.

Cocinamos De uno a dos minutos por cada cara (tiene que estar algo doradita pero sin quemarse). La vuelta se la damos con una paleta con cuidado de no deshacerla y por supuesto de no quemarnos (si veis el vídeo que os dejo al final tendréis mejor idea de como hacerlas)

Las vamos haciendo una a una y reservándolas

Para hacer la crema de chocolate light:

20160420_131448

Necesitamos:

-Un yogur blanco desnatado (puede ser de soja light)

-25gr de cacao en polvo desengrasado y sin azúcar

-25gr de stevia granulada (o el equivalente de vuestro edulcorante preferido)

Volcamos el cacao en polvo desengrasado, el yogur y la stevia (o el equivalente de nuestro edulcorante) en un recipiente para la batidora.

Fotograma grabado 34

 

Batimos bien hasta conseguir una pasta homogénea. Ya tenemos nuestra crema de chocolate 😉

Ahora vamos a hacer el “sirope” de chocolate

20160420_131723Necesitamos:

-200ml de agua

-50gr de cacao en polvo desengrasado y sin azúcar

-75gr de stevia granulada (o el equivalente de vuestro edulcorante)

-Opcionalmente una pizca de sal (si no queréis utilizar stevia la sal refuerza el sabor, aunque parezca raro, es así)

Fotograma grabado 35

Ponemos a calentar en un cazo el agua. Cuando empiece a hervir añadimos la stevia y removemos hasta que se disuelva por completo. Tiene que quedar la textura de un jarabe.

Fotograma grabado 36

Añadimos entonces el cacao y removemos bien hasta que se disuelva

Fotograma grabado 37

Volcamos en un recipiente y lo enfriamos en la nevera. Al enfriar espesa un poco más y queda la textura perfecta del sirope.

Ahora vamos a montar los crepes. Voy a utilizar fresas pues es unas de la frutas más ligeras y populares, pero podéis utilizar la que más os guste. Incluso hacerlo sólo con la crema de chocolate queda muy rico.

En un plato adecuado ponemos un crepe y añadimos una fila de fruta.

Fotograma grabado 45

Bañamos con la crema de chocolate que hemos hecho

y lo envolvemos todo hasta formar un rollito

Fotograma grabado 48

Terminamos adornando con más fruta y añadiendo el sirope de chocolate al gusto

 

marca2

Y listo 🙂

Los crepes resultantes son muy ligeros y ricos en proteínas y fibra. Podéis rellenarlos con todo lo que os guste, tanto dulce cómo salado. Sólo es echarle imaginación. Por ejemplo si los untáis con crema de queso light y se le añade salmón ahumado, cortando el rollito en ruedas, podéis tener un aperitivo “SushiCrep”. El limite es nuestra imaginación

Aquí os dejo la vídeo receta por si queréis haceros mejor idea:

Bueno. Ya solo me queda daros las gracias por vuestra atención y espero que os guste.

Si tenéis alguna duda o sugerencia podéis contactar conmigo por las redes sociales o por el correo pacomerligero@gmail.com

Por supuesto un besazo a mi Lina por su colaboración y sugerencias. Es la persona más pulcra que conozco.

Nos vemos en la próxima receta 😉

 

 

 

Pastel de fresas Superlight

DSC00237

Un saludo a todos.

Me decidí a hacer ésta receta, pues navegando por la red, las que he visto similares y supuestamente anunciadas cómo ligeras o light, llevan casi todas crema ligera (nata) o azúcar.

No nos engañemos, la nata, aunque sea ligera, es nata y la que menos tiene un 20% de materia grasa, ósea la quinta parte es grasa. Y de la azúcar o de las gelatinas azucaradas no os tengo que decir nada.

Pensad por un momento que un plato de fabada tiene 1200kcal, un huevo frito con patatas cerca de 500 Kcal…y la receta que os propongo sólo 560 Kcal…EL PASTEL ENTERO.

Si, el pastel entero que pesa 800gr tiene sólo 560Kcal, puedes comer la cantidad que quieras con la tranquilidad que éstas tomando pocas calorías y muchas proteínas

Ingredientes:

DSC00219

-400 gr queso fresco batido desnatado 0% M.G. (200 gr para una parte del pastel y 200 gr para la otra)

-200 gr requesón desnatado 0% M.G.

-200gr de fresas lavadas y partidas

-12 hojas de gelatina neutra (6 para la primera parte del pastel y 6 para la segunda)

-2 cucharadas soperas de edulcorante líquido

-6 cucharadas de aspartamo o 2 de Stevia granulada (a vuestro gusto)

-Mermelada de fresa light sin azúcar y algunas fresas, para decorar

 Receta paso a paso:

DSC00225

En primer lugar ponemos 6 de las 12 hojas de gelatina en un recipiente con agua durante 5 minutos para rehidratarlas.

En un recipiente que nos valga para la batidora, ponemos los 200 gr de fresas, 200 gr de queso batido desnatado, 1 cucharada de Stevia granulada (o 3 de aspartamo), una cucharada sopera de edulcorante. Escurrimos la gelatina y la calentamos 7-10 segundos al microondas para derretirla. La añadimos también.

Utilizo una mezcla de Stevia/edulcorante liquido para suavizar el dulzor, ya que la Stevia da un dulzor peculiar que no quiero que sobresalga.

Batimos bien la mezcla y la volcamos en el molde que vayamos a utilizar.

Metemos el molde con la mezcla en la nevera y la mantenemos refrigerada durante, al menos, una hora.

Mientras la estamos refrigerando, preparamos la otra parte del pastel.

Ponemos a rehidratar en un recipiente con agua las otras 6 hojas de gelatina

Fotograma grabado1 18

De nuevo, en un recipiente que nos valga para la batidora ponemos 200 gr de requesón desnatado, 200 gr de queso batido desnatado, 1 cucharada de Stevia granulada (o 3 de aspartamo), una cucharada sopera de edulcorante. Escurrimos las otras 6 hojas de gelatina que teníamos en remojo y la calentamos 7-10 segundos al microondas para derretirla. La añadimos también.

Volvemos a meter el molde en la nevera y lo mantenemos refrigerado al menos 3 horas.

Si tenemos poco tiempo, lo podemos hacer la noche anterior y desmoldarlo por la mañana.

El truco para desmoldarlo fácilmente: con los dedos húmedos (y limpios) despegar el pastel de las paredes del molde. Después, introducir la base unos segundos en agua caliente. Saldrá con mucha facilidad 😉

Para terminar de desmoldarlo no ayudamos con un plato

Con el truco del agua caliente sale entero y con facilidad

Ya sólo queda adornarlo con trozos de fresas y la mermelada de fresa light sin azúcar…..

Y listo 🙂

Fotograma grabado 31

Como veis es fácil de hacer y no necesita cocción. Si os gusta más o menos dulce sólo tenéis que ajustar la cantidad de edulcorantes, añadiéndole más o menos cantidad.

El resultado es de baja carga calórica, sin grasas y rico en proteínas. Es apto para diabéticos y para la mayoría de dietas

También os dejo  la vídeo receta:

 

Bueno. Me despido ahora de vosotros y seguiré subiendo recetas tradicionales adaptadas para que sean ligeras y trucos de cocina. Todas mis recetas son válidas para diabéticos o para los que necesiten o quieran comer algo más ligero, pero sin renunciar a los sabores y a la buena cocina. También son válidas para la mayoría de dietas disociadas.

Ah y daros las gracias por gastar un poco de vuestro tiempo en leer ésta receta.

Si os gusta éste tipo de recetas no os olvidéis de pasar de vez en cuando por aquí.

O suscribiros si no os queréis perder ninguna.

También podéis ver más recetas en mi canal de youtube. Poco a poco iré subiendo más y añadiéndolas al blog, realizadas paso a paso.

Mi canal de YouTube

Y por supuesto puedo hacer todo esto gracias al el empuje y apoyo de Lina Barragán, mi pareja.

Hasta la próxima 😉

Cómo hacer Chorizos caseros SIN grasa

Hola de nuevo. Aquí os dejo mi receta de CHORIZOS LIGHT.

Siii….LIGHT…SIN GRASA. De ternera, pavo y pollo. El contenido graso final, es similar al jamón cocido. La textura que queda, pese a no llevar grasa añadida, es muy buena, similar a la que tiene la caña de lomo o el lomo embuchado. Es importante que las carnes que seleccionemos sean muy frescas y estén lo máximo posible libre de grasa. Que sean cortes limpios, magros y así conseguiremos que el resultado final lleve una carga grasa muy baja. No es difícil de hacer. Animaros.

Hay una confusión muy común con el chorizo de pavo comercial. Muchas veces se compra pensando que no tiene grasa no es así. No lleva cerdo pero se le echa GRASA DE PATO (mirad por curiosidad la composición si vais al supermercado). Lleva menos grasa que el chorizo de cerdo, pero lleva bastante. He hecho una prueba calentado los tres tipos de chorizos (el que vamos a hacer, el de cerdo y el de pavo que venden en las tiendas) y la diferencia es muy clara:

Si os fijáis en la mancha de grasa que deja cada uno y el fondo del plato queda muy evidente la diferencia. Como decía, el de pavo suelta menos grasa que el de cerdo, pero suelta bastante.

A continuación voy a describiros los ingredientes y utensilios que voy a utilizar.

Yo utilizo para embutirlos una picadora antigua que me regaló un amigo, pero antes los hacía con un embudo ancho. Tiene algo más de trabajo pero queda casi igual.

4

Si al final os decidís a hacerlo regularmente, os aconsejo que os compréis una. Las hay modernas, con motor inclusive que son muy baratas. Yo sigo utilizando ésta porque le tengo cariño (la pobre tiene más de 100 años y funciona perfectamente) y llevamos muchos embutidos “juntos”.

Las carnes deben de ser lo más frescas posibles, compradas en la carnicería y que nos la pique el carnicero. A él también podemos encargarle le tripa, si no la encontramos en las tiendas de especias o herboristerías, que es donde suelo comprarlas. También vamos a necesitar hilo de algodón grueso para atar los embutidos.

La tripa natural que viene conservada en salmuera. Hay que tenerla en remojo 15-30 minutos para que pierda la sal y se rehidrate. Podemos encontrar varios tipos. Yo voy a utilizar una delgada para el chorizo tipo “ristra” y otra más grande y gruesa para el chorizo cular. Existen tripas sintéticas pero no las aconsejo. El chorizo no toma el mismo aroma en el secado y curación.

En esta receta voy a utilizar en total 4 kilos de carne:

-2kg de ternera (es importante para el resultado final que sea un corte limpio de grasa)

-1 kg de pechuga de pavo

-1 kg de pechuga de pollo

7

Para especiar la carne voy a utilizar:

-Dos cabezas de ajos grandes peladas

-100gr de pimentón

-80gr de sal

-20gr de orégano

-10gr de pimienta negra molida

Si queréis hacer menos o más carne, las proporciones son por cada kilo de carne, ½ cabeza de ajo, 25gr de pimentón, 20gr de sal, 5gr de orégano y 2,5gr de pimienta molida.

8

Para poder mezclar todo bien, añadimos 1 copa de buen vino blanco. Éste nos ayudará a mezclar bien las especias y a que se repartan mejor en el amasado.

Debemos pedir al carnicero que nos pique las carnes con los ajos.

9

Y ahora vamos con el proceso.

En primer lugar mezclamos en un recipiente la sal, el pimentón, el vino, el orégano y la pimienta molida.

Mezclamos, removemos bien y añadimos a las carnes picadas con el ajo.

Amasamos hasta que se repartan bien las especias. Hay que amasar hasta conseguir un color uniforme (pueden ser 15-20 minutos).

97

Las pasamos a una fiambrera y tienen que estar tres días en la nevera. Una vez al día hay que sacarla y removerla un poco para que macere de forma uniforme.

98

Ya, la noche antes de embutirlos, dejamos la carne fuera de la nevera, tapada con un paño para que empiece la fermentación.

99

Pasamos la carne a una bandeja para poder trabajar mejor y montamos la picadora con el embudo.

100

Empezamos pasando la tripa ya hidratada por el embudo

111

Hacemos un nudo al final de la tripa con el hilo de algodón para empezar el primer chorizo

1111

Vamos metiendo la carne y haciendo girar la manivela y se irá llenando la tripa. Aseguraos que entre de forma compacta y no haya burbujas de aire.

Cuando consideremos que tenemos el tamaño de pieza deseada, cortamos y anudamos..y ya tenemos el primer chorizo ;). Si vemos que han quedado burbujas de aire, podemos pincharlas con un alfiler para vaciarlas.

Repetimos toda la operación hasta que tengamos hechos todos los chorizos.

Si no tuviésemos picadora para embutir, ésta sería la manera de embutirlos con un embudo ancho. (En el video que he subido a mi canal de YouTube se ve bien cómo se hace)(Al final pongo los enlaces)

777

Ya tenemos toda la carne embutida y preparada para curar.

Tendremos que colgarla en un sitio fresco, que está ventilado pero que no le dé el aire de forma directa

Y a partir de las dos semanas ya podemos poder a empezar a consumirlos. Los culares (los más gruesos) están más buenos con mayor curación. Estos en 4 semanas estarán perfectos.

Están tan ricos como la pinta que tienen. Y lo mejor que NO llevan grasa. Podemos comerlos con la misma tranquilidad que el jamón cocido, pero están mucho más buenos. Merece la pena el trabajo.

Es más, si estamos a régimen y nos molestamos en hacer éstas cosas, después nos costara más el saltárnoslos. Además de estar tomando alimentos, que en su forma “normal” los tendríamos prohibidos. No echaremos más en falta los chorizos tradicionales 🙂

Y si además utilizáis mi pan de salvado…PODEIS COMEROS UN BOCADILLO DE CHORIZO TOTALMENTE DE RÉGIMEN 😉

Estos chorizos son válidos para cualquier tipo de dieta que necesite un aporte reducido en grasas. Por supuesto lo pueden comer sin problemas los diabéticos y no lleva gluten ni lactosa.

Y si os gusta, suscribiros al canal. Seguiré subiendo recetas y trucos similares. Todas las recetas que subo las he modificado o adaptado yo para que valgan para casi cualquier régimen. Todas llevaran un reducido aporte de grasas y sin hidratos de carbono refinados.

Éste es el vínculo al canal:

https://www.youtube.com/channel/UCXsojpUyaJHQALKiiVe4kuw

SI os gusta, no dudéis en suscribirse. Es gratis y yo no gano nada, pero gusta saber que las personas se interesan por mi trabajo.

Ah y no olvidéis darle al “like” o  “me gusta” si lo consideráis a bien

Lo único que me queda por añadir que el empuje y colaboración de mi novia Lina Barragán, ha sido básico para poder compartir éstas cosas.

Gracias a todos por el pedacito de su tiempo que han invertido en leer esto.