Leche Condensada SIN AZUCAR Y DESNATADA ¡SUPERLIGHT!

La leche condensada es leche  a la que se le ha extraído agua y agregado azúcar.Es un derivado espeso y  dulce. Las formas comerciales pueden conservarse durante años sin refrigeración mientras no se haya abierto.

Tiene también un gran aporte calórico, sobre todo por la cantidad de azúcar que lleva, mas que por la grasa de la leche.

Aunque han existido formas comerciales de leche condensada no azucarada, se estropeaban con mucha mayor facilidad y son poco comunes en la actualidad pues no le son rentables a los fabricantes. La leche condensada se utiliza en numerosos postres de todo el mundo.

Debido a la gran dificultad de encontrar leche condensada desnatada y no azucarada, me he decidido a elaborar ésta receta. Antes de publicarla he estado mirando las versiones que existen por la red. Con algunas me he escandalizado por las barbaridades que dicen. Hay otras que están mas conseguidas, pero complican la receta demasiado siendo una cosa muy sencilla.

Hacer leche condensada desnatada y SIN AZÚCAR de forma casera es fácil  y como se utiliza mucho en postres doy  ideas de cómo utilizarla en ellos. Es apta para diabéticos y para personas que quieran tomar algo realmente ligero y rico. Utilizable como lácteo sin grasa y libre de azúcar en muchos tipo de dietas.

Para endulzar utilizo Stevia, pero hay personas que lo les gusta el dulzor característico que da. En su lugar se puede utilizar aspartamo, que tiene un dulzor mas natural. Pero hay que tener en cuenta que si lo utilizamos en recetas que precisen cocción, puede perder dulzor con el calor e incluso tomar un sabor metálico. También podemos utilizar ciclamato o nuestro edulcorante preferido, en cantidades equivalentes. Lo único que hay que tener en cuenta que si los utilizamos para cocinar, todos los edulcorantes artificiales pierden dulzor por encima de los 160-170 ºC  (320-340 ºF), por lo que habría que ajustar la cantidad que le añadimos.

Vamos a ello.

Ingredientes:

b22

-100gr de leche en polvo DESNATADA

-100ml de leche desnatada, mejor templada que fría para que se integre con mas facilidad con la leche en polvo

-50gr de Stevia granulada (o de nuestro edulcorante preferido en cantidades equivalentes)

 

3446

Para hacerlo SOLO HAY QUE BATIRLO BIEN TODO JUNTO, con una batidora o en la termomix. Nada mas. Es simple y no hay que complicarse la vida. Con las cantidades que indico queda dulce, con buen sabor y textura (al reposar y enfriarse queda perfecta). Si la queréis hacer mas o menos densa, lo único que tenéis que hacer es añadirle mas o menos cantidad de leche en polvo desnatada. Tened siempre en cuenta que al reposar espesa más.

Os voy a dar algunas ideas para postres:

a1

 

s1

Si a la mezcla de la receta de la leche condensada le añadimos 25gr de cacao en polvo desengrasado y sin azúcar, batiéndolo bien, nos queda una crema de cacao perfecta para postres. Al reposar y enfriarlo en la nevera queda con una textura y densidad igual que las formas comerciales, pero mucho mas ligero, por supuesto.

j7bis

 

Otra sugerencia:

a11bis

También , si al hacer la preparación de la leche condensada, le añadimos una hoja de gelatina (preparándola según las instrucciones del fabricante, que suele ser rehidratándola durante 5 minutos en agua y después fundiéndola unos segundos en el microondas) y lo dejamos enfriar un par de horas en la nevera

y6

Nos queda un dulce de leche que podemos utilizarlo de muchas maneras, sirviéndolo acompañado de la crema de chocolate que hemos hecho, por ejemplo

t6

O trocear el dulce y bañarlo en la crema de chocolate, como aperitivo dulce. También podemos bañar fruta ligera…o lo que se nos ocurra 😉

g6

El limite es nuestra imaginación.

Espero que os haya gustado.

Como siempre digo, podemos adaptar a nuestras necesidades todas las recetas que nos gusten. Todo es ponerse 😉

Me queda daros las gracias por el ratito que me habéis dedicado y a mi Lina por ayudarme.

Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactarme.

También me podéis encontrar en mi canal de Youtube: Canal Paco_mer_ligero 😉

¡Hasta la próxima!

Torrijas Superlight

DSC00265

Hola de nuevo. Hoy os dejo mi versión de las torrijas.

La torrija, torreja o tostada francesa tradicional, consiste en una rebanada de pan que es empapada en leche o vino, rebozada en huevo y frita en aceite. Se endulza con miel, melaza o azúcar y es aromatizada con canela.

Mis Torrijas son completamente LIGHT, hechas sin harina, sin azúcar y sin grasas. Utilizo mi pan de salvado para que no lleve harina y tenga menos impacto calórico, siendo el resultado final más rico en fibra. Pero si no podéis hacer mi pan de salvado, se puede utilizar pan de espelta integral, aunque aumenta el aporte de carbohidratos.

La espelta, también conocida por escanda, es un trigo primigenio, considerada como el origen de todas las variedades de trigo actuales. Tiene menos carbohidratos que el trigo convencional.

Utilizo también Stevia granulada, que es el único edulcorante que se puede “caramelizar” con resultados aceptables. Con esto imito a la miel.

Para evitar freírlas, las hago a la plancha. El resultado es bastante bueno y quedan muy jugosas. Hago de dos tipos: tradicionales y rellenas de “miel de stevia”.

Aptas para la mayoría de dietas, para diabéticos o para los que quieren, sencillamente, no tomar nada pesado o muy calórico.

Ingredientes:

1

-Un huevo

-Una hoja de gelatina

-6 cucharadas soperas de Stevia granulada

-3 gotas de esencia de vainilla

-500ml de leche desnatada (puede ser también leches vegetales light)

-El jugo de ½ limón y la cascara de ½ limón (procurad que la cascara no tenga partes blancas, si lleva podría amargar)

-Dos trozos de canela en rama y una cucharadita de canela molida

-12 rebanadas del pan que hayáis seleccionado (os recomiendo el de salvado si podéis)

 

Vamos a ello:

Empezamos haciendo lo que yo llamo “miel de Stevia”

Con un poco de agua, ponemos a caramelizar tres cucharadas (colmadas) de Stevia. Hay que remover a menudo.

Cuando tome color, añadimos un vaso de agua, tres gotas de esencia de vainilla y el jugo de medio limón. Cuando esté empezando a hervir de nuevo, lo retiramos del fuego.

Ya fuera del fuego, añadimos la hoja de gelatina y dejamos reposar 5 minutos.

Fotograma grabado 41

Pasados los cinco minutos, removemos bien y pasamos a un recipiente. Lo dejamos en la nevera para que enfríe y cuaje. Tiene que tomar una textura melosa.

Mientras, ponemos la leche a calentar.

Añadimos a la leche la piel del limón y las ramas de canela. Cuando esté caliente (no es necesario llegar a hervir) la apartamos del fuego y la dejamos infusionar y que se enfríe.

Ahora vamos a por el pan.

Fotograma grabado 46

Quitamos la piel del limón y las ramas de canela de la leche y vamos remojando las rebanadas de pan y pasándolas a un plato.

Fotograma grabado 44

Una vez empapadas en leche, las pasamos por huevo batido y las vamos reservando en un plato.

Fotograma grabado 47

Una vez pasadas por huevo, ponemos unas gotas de aceite en una sartén o plancha y la doramos por ambos lados fuego medio.

Mezclamos bien tres cucharadas de Stevia y una cucharadita de canela

Fotograma grabado 51

Rebozamos la mitad del pan en la mezcla y lo vamos pasando a un plato

La otra parte del pan la voy a hacer de otra manera. Voy haciendo unos “sándwich” con dos rebanadas, rellenándolos de la “miel de Stevia” y una vez formados, vuelco un poco más sobre ellos.

Fotograma grabado 56

Adornamos las torrijas con más stevia granulada. Las que hemos hecho con la “miel” quedan mejor servidas con una buena dosis de la misma por encima.

DSC00265

Y listo 😉

DSC00255

Espero que os haya gustado.

Podemos adaptar las comidas que nos gustan sin temor a que nos engorden con un poco de imaginación. Todo es ponerse 😉

Os dejo también la video-receta aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=1JQh4TPepLQ

Y si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntarme.

Gracias a mi Lina por ayudarme y a vosotros por vuestra atención.

 

Pastel de fresas Superlight

DSC00237

Un saludo a todos.

Me decidí a hacer ésta receta, pues navegando por la red, las que he visto similares y supuestamente anunciadas cómo ligeras o light, llevan casi todas crema ligera (nata) o azúcar.

No nos engañemos, la nata, aunque sea ligera, es nata y la que menos tiene un 20% de materia grasa, ósea la quinta parte es grasa. Y de la azúcar o de las gelatinas azucaradas no os tengo que decir nada.

Pensad por un momento que un plato de fabada tiene 1200kcal, un huevo frito con patatas cerca de 500 Kcal…y la receta que os propongo sólo 560 Kcal…EL PASTEL ENTERO.

Si, el pastel entero que pesa 800gr tiene sólo 560Kcal, puedes comer la cantidad que quieras con la tranquilidad que éstas tomando pocas calorías y muchas proteínas

Ingredientes:

DSC00219

-400 gr queso fresco batido desnatado 0% M.G. (200 gr para una parte del pastel y 200 gr para la otra)

-200 gr requesón desnatado 0% M.G.

-200gr de fresas lavadas y partidas

-12 hojas de gelatina neutra (6 para la primera parte del pastel y 6 para la segunda)

-2 cucharadas soperas de edulcorante líquido

-6 cucharadas de aspartamo o 2 de Stevia granulada (a vuestro gusto)

-Mermelada de fresa light sin azúcar y algunas fresas, para decorar

 Receta paso a paso:

DSC00225

En primer lugar ponemos 6 de las 12 hojas de gelatina en un recipiente con agua durante 5 minutos para rehidratarlas.

En un recipiente que nos valga para la batidora, ponemos los 200 gr de fresas, 200 gr de queso batido desnatado, 1 cucharada de Stevia granulada (o 3 de aspartamo), una cucharada sopera de edulcorante. Escurrimos la gelatina y la calentamos 7-10 segundos al microondas para derretirla. La añadimos también.

Utilizo una mezcla de Stevia/edulcorante liquido para suavizar el dulzor, ya que la Stevia da un dulzor peculiar que no quiero que sobresalga.

Batimos bien la mezcla y la volcamos en el molde que vayamos a utilizar.

Metemos el molde con la mezcla en la nevera y la mantenemos refrigerada durante, al menos, una hora.

Mientras la estamos refrigerando, preparamos la otra parte del pastel.

Ponemos a rehidratar en un recipiente con agua las otras 6 hojas de gelatina

Fotograma grabado1 18

De nuevo, en un recipiente que nos valga para la batidora ponemos 200 gr de requesón desnatado, 200 gr de queso batido desnatado, 1 cucharada de Stevia granulada (o 3 de aspartamo), una cucharada sopera de edulcorante. Escurrimos las otras 6 hojas de gelatina que teníamos en remojo y la calentamos 7-10 segundos al microondas para derretirla. La añadimos también.

Volvemos a meter el molde en la nevera y lo mantenemos refrigerado al menos 3 horas.

Si tenemos poco tiempo, lo podemos hacer la noche anterior y desmoldarlo por la mañana.

El truco para desmoldarlo fácilmente: con los dedos húmedos (y limpios) despegar el pastel de las paredes del molde. Después, introducir la base unos segundos en agua caliente. Saldrá con mucha facilidad 😉

Para terminar de desmoldarlo no ayudamos con un plato

Con el truco del agua caliente sale entero y con facilidad

Ya sólo queda adornarlo con trozos de fresas y la mermelada de fresa light sin azúcar…..

Y listo 🙂

Fotograma grabado 31

Como veis es fácil de hacer y no necesita cocción. Si os gusta más o menos dulce sólo tenéis que ajustar la cantidad de edulcorantes, añadiéndole más o menos cantidad.

El resultado es de baja carga calórica, sin grasas y rico en proteínas. Es apto para diabéticos y para la mayoría de dietas

También os dejo  la vídeo receta:

 

Bueno. Me despido ahora de vosotros y seguiré subiendo recetas tradicionales adaptadas para que sean ligeras y trucos de cocina. Todas mis recetas son válidas para diabéticos o para los que necesiten o quieran comer algo más ligero, pero sin renunciar a los sabores y a la buena cocina. También son válidas para la mayoría de dietas disociadas.

Ah y daros las gracias por gastar un poco de vuestro tiempo en leer ésta receta.

Si os gusta éste tipo de recetas no os olvidéis de pasar de vez en cuando por aquí.

O suscribiros si no os queréis perder ninguna.

También podéis ver más recetas en mi canal de youtube. Poco a poco iré subiendo más y añadiéndolas al blog, realizadas paso a paso.

Mi canal de YouTube

Y por supuesto puedo hacer todo esto gracias al el empuje y apoyo de Lina Barragán, mi pareja.

Hasta la próxima 😉

Cómo hacer Chorizos caseros SIN grasa

Hola de nuevo. Aquí os dejo mi receta de CHORIZOS LIGHT.

Siii….LIGHT…SIN GRASA. De ternera, pavo y pollo. El contenido graso final, es similar al jamón cocido. La textura que queda, pese a no llevar grasa añadida, es muy buena, similar a la que tiene la caña de lomo o el lomo embuchado. Es importante que las carnes que seleccionemos sean muy frescas y estén lo máximo posible libre de grasa. Que sean cortes limpios, magros y así conseguiremos que el resultado final lleve una carga grasa muy baja. No es difícil de hacer. Animaros.

Hay una confusión muy común con el chorizo de pavo comercial. Muchas veces se compra pensando que no tiene grasa no es así. No lleva cerdo pero se le echa GRASA DE PATO (mirad por curiosidad la composición si vais al supermercado). Lleva menos grasa que el chorizo de cerdo, pero lleva bastante. He hecho una prueba calentado los tres tipos de chorizos (el que vamos a hacer, el de cerdo y el de pavo que venden en las tiendas) y la diferencia es muy clara:

Si os fijáis en la mancha de grasa que deja cada uno y el fondo del plato queda muy evidente la diferencia. Como decía, el de pavo suelta menos grasa que el de cerdo, pero suelta bastante.

A continuación voy a describiros los ingredientes y utensilios que voy a utilizar.

Yo utilizo para embutirlos una picadora antigua que me regaló un amigo, pero antes los hacía con un embudo ancho. Tiene algo más de trabajo pero queda casi igual.

4

Si al final os decidís a hacerlo regularmente, os aconsejo que os compréis una. Las hay modernas, con motor inclusive que son muy baratas. Yo sigo utilizando ésta porque le tengo cariño (la pobre tiene más de 100 años y funciona perfectamente) y llevamos muchos embutidos “juntos”.

Las carnes deben de ser lo más frescas posibles, compradas en la carnicería y que nos la pique el carnicero. A él también podemos encargarle le tripa, si no la encontramos en las tiendas de especias o herboristerías, que es donde suelo comprarlas. También vamos a necesitar hilo de algodón grueso para atar los embutidos.

La tripa natural que viene conservada en salmuera. Hay que tenerla en remojo 15-30 minutos para que pierda la sal y se rehidrate. Podemos encontrar varios tipos. Yo voy a utilizar una delgada para el chorizo tipo “ristra” y otra más grande y gruesa para el chorizo cular. Existen tripas sintéticas pero no las aconsejo. El chorizo no toma el mismo aroma en el secado y curación.

En esta receta voy a utilizar en total 4 kilos de carne:

-2kg de ternera (es importante para el resultado final que sea un corte limpio de grasa)

-1 kg de pechuga de pavo

-1 kg de pechuga de pollo

7

Para especiar la carne voy a utilizar:

-Dos cabezas de ajos grandes peladas

-100gr de pimentón

-80gr de sal

-20gr de orégano

-10gr de pimienta negra molida

Si queréis hacer menos o más carne, las proporciones son por cada kilo de carne, ½ cabeza de ajo, 25gr de pimentón, 20gr de sal, 5gr de orégano y 2,5gr de pimienta molida.

8

Para poder mezclar todo bien, añadimos 1 copa de buen vino blanco. Éste nos ayudará a mezclar bien las especias y a que se repartan mejor en el amasado.

Debemos pedir al carnicero que nos pique las carnes con los ajos.

9

Y ahora vamos con el proceso.

En primer lugar mezclamos en un recipiente la sal, el pimentón, el vino, el orégano y la pimienta molida.

Mezclamos, removemos bien y añadimos a las carnes picadas con el ajo.

Amasamos hasta que se repartan bien las especias. Hay que amasar hasta conseguir un color uniforme (pueden ser 15-20 minutos).

97

Las pasamos a una fiambrera y tienen que estar tres días en la nevera. Una vez al día hay que sacarla y removerla un poco para que macere de forma uniforme.

98

Ya, la noche antes de embutirlos, dejamos la carne fuera de la nevera, tapada con un paño para que empiece la fermentación.

99

Pasamos la carne a una bandeja para poder trabajar mejor y montamos la picadora con el embudo.

100

Empezamos pasando la tripa ya hidratada por el embudo

111

Hacemos un nudo al final de la tripa con el hilo de algodón para empezar el primer chorizo

1111

Vamos metiendo la carne y haciendo girar la manivela y se irá llenando la tripa. Aseguraos que entre de forma compacta y no haya burbujas de aire.

Cuando consideremos que tenemos el tamaño de pieza deseada, cortamos y anudamos..y ya tenemos el primer chorizo ;). Si vemos que han quedado burbujas de aire, podemos pincharlas con un alfiler para vaciarlas.

Repetimos toda la operación hasta que tengamos hechos todos los chorizos.

Si no tuviésemos picadora para embutir, ésta sería la manera de embutirlos con un embudo ancho. (En el video que he subido a mi canal de YouTube se ve bien cómo se hace)(Al final pongo los enlaces)

777

Ya tenemos toda la carne embutida y preparada para curar.

Tendremos que colgarla en un sitio fresco, que está ventilado pero que no le dé el aire de forma directa

Y a partir de las dos semanas ya podemos poder a empezar a consumirlos. Los culares (los más gruesos) están más buenos con mayor curación. Estos en 4 semanas estarán perfectos.

Están tan ricos como la pinta que tienen. Y lo mejor que NO llevan grasa. Podemos comerlos con la misma tranquilidad que el jamón cocido, pero están mucho más buenos. Merece la pena el trabajo.

Es más, si estamos a régimen y nos molestamos en hacer éstas cosas, después nos costara más el saltárnoslos. Además de estar tomando alimentos, que en su forma “normal” los tendríamos prohibidos. No echaremos más en falta los chorizos tradicionales 🙂

Y si además utilizáis mi pan de salvado…PODEIS COMEROS UN BOCADILLO DE CHORIZO TOTALMENTE DE RÉGIMEN 😉

Estos chorizos son válidos para cualquier tipo de dieta que necesite un aporte reducido en grasas. Por supuesto lo pueden comer sin problemas los diabéticos y no lleva gluten ni lactosa.

Y si os gusta, suscribiros al canal. Seguiré subiendo recetas y trucos similares. Todas las recetas que subo las he modificado o adaptado yo para que valgan para casi cualquier régimen. Todas llevaran un reducido aporte de grasas y sin hidratos de carbono refinados.

Éste es el vínculo al canal:

https://www.youtube.com/channel/UCXsojpUyaJHQALKiiVe4kuw

SI os gusta, no dudéis en suscribirse. Es gratis y yo no gano nada, pero gusta saber que las personas se interesan por mi trabajo.

Ah y no olvidéis darle al “like” o  “me gusta” si lo consideráis a bien

Lo único que me queda por añadir que el empuje y colaboración de mi novia Lina Barragán, ha sido básico para poder compartir éstas cosas.

Gracias a todos por el pedacito de su tiempo que han invertido en leer esto.

Como hacer Bizcocho de limón sin azúcar, sin harina y sin grasas

Ingredientes:

biz1

-70 gr.  Gluten de trigo (OPCIONAL)

-130gr Salvado de avena molido fino (200gr si no utilizamos gluten de trigo)

-4 cucharadas soperas de edulcorante liquido (preferible ciclamato)(no usar Aspartamo)

-1 sobre de levadura química (polvos para hornear)

-2 yogures de Limón desnatados sin azucar

-3 huevos o 2 huevos+4 claras

  • La ralladura de un limón o 5cc de esencia de limón

  • Aspartamo en polvo o Stevia granulada para espolvorear al final (OPCIONAL)

-Papel de hornear

 

Observaciones:

-El salvado de avena se debe de moler hasta quedar una harina fina. Se puede moler con un molinillo de café, termomix, etc. Se puede comprar ya molido (lo hay en algunos hipermercados)

-En total debe de haber 200gr de base. La mezcla ideal que sale mas esponjosa y proteica es 130gr de salvado fino junto a 70 gr. de Gluten de trigo. Se puede hacer con 200gr de salvado sólo.

-El aspartamo no vale para cocinar pues al calentarse deja de endulzar y da un sabor metálico. A las 4 horas de espolvorearlo sobre el bizcocho, se disuelve en una capa que da un sabor dulce muy agradable al comerlo

-La temperatura de horneado nunca debe de pasar de los 180ºC (355ºF) pues los edulcorantes pierden dulzor. La temperatura ideal es de 170º C (335ºF) (encendiendo las partes de arriba y abajo)

-Como no lleva aceite se pega con gran facilidad a la fuente donde se haga. El truco está en forrar el recipiente con papel de horno y al final se despega de éste con facilidad. Si se hace sin papel se pega seguro. Es el único truco que me ha funcionado (si se unta mantequilla, aceite o harina en la fuente lo absorbe enseguida la masa pues no lleva ninguna grasa y no sirve)

-Es apto para diabéticos y para régimen (incluidos Dukan en fase crucero y Montignac). Aporta gran cantidad de fibra y es rico en proteínas y muy, muy bajo en grasas (sólo tiene las que aportan las yemas)

Receta

biz11

En primer lugar se mezcla bien en un bol (lo ideal es tamizar) el salvado de avena con el gluten y la levadura.

Se separan las claras de las yemas y se montan las claras a punto de nieve.

biz222

Se baten las yemas y se le añaden los dos yogures, el edulcorante líquido y la esencia de limón o la ralladura. Después se mezcla bien con el preparado del salvado.

Se le añaden las claras a punto de nieve y se mezcla con cuidado con movimientos envolventes para que no se bajen.

biz222222

Se vuelca en un molde forrado con papel de hornear.

Se hornea durante 35 minutos a 170ºC (335ºF) (horno precalentado) y se deja enfriar sobre una rejilla.

biz2333

Se espolvorea con aspartamo o Stevia granulada… y a disfrutar 😉

Trucos para variar el sabor:

BIZCOCHO DE SALVADO DE AVENA sabor donut

Para cambiar el sabor a donut, utilizar yogurt natural 0,0 en lugar de limón y sustituir la esencia de limón por 20cc de aroma de donuts Dukan (no es imprescindible) y añadir una cucharadita de café colmada cardomomo molido.

Aquí os  la vídeo-receta de la versión de Bizcocho de chocolate sin sin sin:

Y si queréis visitar mi canal de Youtube donde tengo mas vídeo-recetas:

Mi canal de YouTube

Si lo veis bien, no os olvidéis de darle al “megusta” y suscribiros si os apetece.

Gracias y hasta la próxima.

Cuento con la inestimable colaboración de Lina Barragan 😉

 

 

Como hacer Pan de Salvado

PAN DE SALVADO

 Ingredientes:

-175gr  Gluten de trigo

-175gr  Salvado de avena molido fino

-50gr  Salvado de trigo fino

-3 cucharaditas (de café) de fructosa

-2 cucharaditas (de café) de sal

-2 sobres de levadura de panadería seca ó un cubito de levadura fresca

-50cc de aceite de oliva (mejor del sabor suave 0,4)

-2 cucharadas soperas de lecitina de soja (opcional)

-2 cucharadas soperas de zumo natural de naranja (opcional)

-50 gr de levadura de cerveza desamargada (opcional)

-225ml de leche desnatada sin lactosa (semidesnatada ó desnatada)

-250ml agua mineral

Observaciones:

El salvado de avena se debe de moler hasta quedar una harina fina. Se  puede moler con un molinillo de café, termomix, etc.

-En total debe de haber 225gr de salvado. Puede ser salvado de avena sólo, de trigo sólo o mezcla de ambos. El salvado de avena da un sabor más suave y el de trigo más intenso. La mezcla indicada tiene el sabor más equilibrado.

-La fructosa se puede sustituir por azúcar y la leche sin lactosa por leche normal, pero aumenta el índice glicémico final.

-El zumo de naranja (por la vitamina c) y  la lecitina de soja hacen la función de mejorantes panarios naturales. Aunque no son imprescindibles hacen que el pan quede más esponjoso.

-La levadura de cerveza tampoco es imprescindible, pero le da al pan un aroma muy natural y sabroso (idéntico al pan normal).

-Si no se utiliza algunos de los ingredientes opcionales, hay que quitar el peso equivalente al agua que echamos. Por ejemplo: si no vamos a añadir los 50gr levadura de cerveza en vez de 250cc de agua, utilizaremos 200cc. También es posible, por el contrario, que en algunos modelos de pacificadoras haya que añadir más líquido.

-Respecto a los líquidos, también se puede hacer sólo con agua, sólo con leche ó con la mezcla de ambos.

-También se puede prescindir del aceite, pero hay que tener en cuenta que hace las veces de conservante y de dar suavidad al pan. Realmente la cantidad que se utiliza es minima respecto al total del volumen.

Receta para panificadora

Hay que utilizar todos los ingredientes a temperatura ambiente.

El orden en el que hay que introducir los ingredientes puede variar en algunas panificadoras.

En primer lugar hay que introducir en la cubeta los líquidos (el agua y/ó la leche), el zumo de naranja y el aceite.  Después se añade en el siguiente orden: la lecitina de soja, la levadura de cerveza, el salvado de trigo, el salvado de avena y el gluten. En una esquina de la cubeta de pone la fructosa y en la contraria la sal. La levadura se espolvorea por lo alto (si es un cubilete se desmenuza).

Sin título111111111111

Ahora tenemos dos opciones en función si queremos hacer pan de molde ó barras y bollitos. Si queremos hacer pan de molde, se puede hacer en la misma panificadora con el programa de integrales. Hay que tener cuidado pues la receta es para un kilo y hay muchas panificadoras que aunque pueden amasar un kilo, lo máximo que hornean son 750gr. Habría que reducir las cantidades de forma proporcional.

Si queremos hacer barras y/ó bollitos vamos a utilizar la panificadora para amasar y terminaremos la receta en el horno. Utilizaremos el programa de amasado que tenga el aparato. Tras terminar al programa de amasado (suele durar 90 minutos), si va todo bien, es posible incluso que la masa haya levado por lo alto de la cubeta:

Sin título11

Sacamos la masa de la cuba y la dividimos en porciones. Por la forma de la bandeja del horno lo que mejor sale son dos barras de 300gr en crudo y cuatro bollos de 100gr cada uno.

 

Amasamos y damos forma con las manos. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear, depositamos los panes sobre la misma, le damos unos cortes  y cubrimos con film transparente.

Ahora tenemos que dejar la masa reposar otros 30 minutos más para un último levado. Para ello metemos la bandeja en el horno con la temperatura al mínimo (un poco antes de la marca de los 50 grados centigrados ,120º fahrenheit ). Pasada la media hora la masa se ha tenido, como mínimo, que duplicar:

Sacamos la bandeja del horno y subimos la temperatura a 180ºC (350º fahrenheit). Retiramos el film transparente y espolvoreamos con un poco de harina de salvado.

Cuando el horno alcance la temperatura, introducimos la bandeja y horneamos durante 40 minutos. Pasado el tiempo, lo sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Nota:Para hacer las rodajas de pan crujientes, una vez frías, se rebanean las barras y se secan al horno sobre la rejilla durante 30 minutos a 120ºC (245ºF). En una fiambrera cerrada se conservan bien un mes.

El pan también se conserva mejor que el convencional, aunque yo hago bastante y lo congelo.

Aquí os dejo la videoreceta. Es la versión para la Termomix:

 

Mas recetas en mi canal:

Canal Paco_mer_ligero

 

Colabora Lina Barragan