Trampantojo de Abondigas con Tomate: Postre dulce Light

2marca0160617_184351

Los trampantojos son elaboraciones que juegan visualmente con el comensal, es decir,  es una receta que parece una cosa pero al probarla es otra bien distinta.

En éste caso he querido proponeros un postre especial para las dietas de adelgazamiento, que consiste en bolas de queso desnatado con sorpresa, sobre crema de frutos rojos y palitos de manzana, por supuesto sin azúcar .

La crema de frutos rojos está hecha con una mezcla de frutos que son drenantes, saciantes, muy ricos en vitaminas C , B y hierro: las fresas, grosellas y frambuesas.

Ésta mezcla está indicada tanto en regímenes de adelgazamiento como en diabéticos, ya que al tener una gran cantidad de fibra (pectina) ayuda a mantener estable el azúcar en la sangre, ralentizando la absorción de determinados nutrientes como por ejemplo los azúcares refinados o las grasas También el efecto drenante hace que tienda a disminuir la retención de líquidos.Tampoco contiene gluten y se puede utilizar queso vegano, por lo que abanico de compatibilidad con tipos dietas es muy alto.

Vamos a ello.

20160617_175400

Empezamos por el puré de frutos rojos y los palitos de manzana

20160617_175520

Ingredientes:

-100gr de Grosellas rojas

-100gr de Frambuesas

-150gr de Fresas

-1 Manzana (del tipo que mas os guste)

-2 cucharadas soperas de edulcorante liquido

-unas gotas de limón

Lavamos bien todas la frutas. Las fresas las troceamos y las grosellas las separamos del racimo. Cortamos la manzana en palitos y le añadimos unas gotas de zumo de limón para que no se oscurezcan. Reservamos algunos trozos de fresas, grosellas y frambuesas para el relleno de las bolitas de queso.

En un vaso para la batidora echamos las fresas, las frambuesas, las grosellas y dos cucharadas de edulcorante liquido.

Batimos bien hasta obtener un puré uniforme. Las grosellas al ser muy ricas en vitamina C (ácido ascórbico) pueden dar un toque algo ácido para algunas personas. Se puede suavizar añadiendo menos cantidad y/o una cucharada del queso que vayamos a utilizar en la receta al hacer el puré. Siempre se puede adaptar a vuestro paladar.

Ponemos el puré a enfriar y vamos por las bolitas de queso

20160617_175803

Ingredientes:

-150gr de Requesón desnatado (podéis utilizar el queso que mas os guste, incluso queso vegano) (yo personalmente prefiero el requesón desnatado pues es el que tiene el sabor mas intenso de los quesos sin grasa). Si estáis a dieta para perder peso, es preferible que el queso sea 0% materia grasa

-1 cucharada sopera de Leche en polvo desnatada. No es imprescindible. La utilizo para compactar el queso y que se formen mejor las bolas. Si no tomáis lácteos no la utilicéis, pero buscad un queso vegano que sea mas compacto.

-Una cucharadita de Goma de Xantana o goma de Aguar. La función es la misma que la leche en polvo desnatada, mantener las bolas de queso elásticas y estables. Tampoco es imprescindible pero mejora la textura final. En mi receta de Mayonesa sin aceite explico lo que es y como conseguirla. Si no la vais a utilizar procurad usar un queso lo mas compacto posible.

-2 cucharadas soperas de edulcorante liquido

En el baso de la batidora ponemos el queso, la goma de xantana y la cucharada de leche en polvo desnatada (si los vamos a utilizar) y las dos cucharadas de edulcorante.

Batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Fotograma grabado 144

Enfriamos en la nevera y volcamos en un plato. Al estar fría y reposada la mezcla, endurecerá mas y se podrá trabajar mejor con ella.

Para que las bolas de queso mantengan mejor la forma las tenemos que “rebozar”. Para el rebozado voy a utilizar una mezcla de 2 cucharadas de leche en polvo desnatada y una cucharada sopera de stevia granulada. Si no tomáis lácteos se puede rebozar sólo con stevia granulada (o aspartamo si os gusta mas)

Con las manos limpias y ligeramente humedecidas en aceite (para poder trabajarlas mejor), vamos formando las bolas de queso e introduciendo en el interior trozos de los frutos rojos que teníamos reservados.

Las pasamos por el “rebozado” y las vamos depositando en un plato

Una vez terminado de hacer todas las bolitas, nos disponemos a montar el plato

Las disponemos sobre el plato que vamos a utilizar para servirlas y las bañamos con el puré de frutos rojos

Mezclamos las bolitas bien con el puré y adornamos con los palitos de manzana

DSC00355

Y listo 😉

Espero que os haya gustado. Quería hacer algo distinto, que nos ayudase si estamos a dieta para perder peso y que fuera válido y adaptable a la mayoría de las situaciones en la que exista alguna intolerancia alimenticia. Ademas es un postre muy fresquito y está muy rico. Probadlo, ya veis que es relativamente fácil de hacer y es realmente una mezcla muy sana. No os arrepentiréis 😉

Aquí os dejo la video-receta:

Como siempre, si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo através de las redes sociales, desde el mismo blog o  del correo electrónico pacomerligero@gmail.com.

Lina y yo os atenderemos con mucho gusto

Nos vemos en la próxima receta 🙂

 

 

 

Dulce de la Fruta del Dragón. Light sin azúcar ni grasas

20160609_172833

20160608_110008

Os propongo una receta con la que podéis sorprender a vuestros invitados con algo fresco y distinto…y por supuesto LIGHT, sin azúcar ni grasas. Podemos servirla tanto de entrante dulce como de postre.

La pitaya, pitahaya, picajón, yaurero, warakko, o fruta del dragón, es una fruta tropical de la familia de los cactus.

Desde un punto de vista nutricional, la pitahaya o pitaya es una fruta que a pesar de ser muy dulce presenta un bajo aporte calórico, gracias a su bajo contenido en hidratos de carbono. Está compuesta en su mayoría por fibra, que brinda un efecto de saciedad. Esta fruta cuenta además con una gran cantidad de vitamina C, vitamina A y  calcio. Todo esto la hace un fruto ideal para consumir si estamos realizando algún régimen para adelgazar o si queremos controlar la glucosa.

La Pitaya o Fruta del dragón se puede consumir sola, pero está deliciosa en la receta que os propongo. La variedad que voy a utilizar en ésta receta es la Pitaya común, de piel roja y pulpa blanca.

Ingredientes:

Dos pitayas medianas. Para saber si la fruta está madura, debe ser de color rojo brillante o de color rosado y al presionar la pulpa debe de ceder un poco. Si está muy dura le falta madurar. Hay que evitar las que tengan manchas oscuras y secas. Como pasa en otras frutas, si está verde le va a faltar sabor.

-150gr de leche en polvo desnatada (unas 6 cucharadas colmadas)

-2 cucharadas soperas de edulcorante liquido (del que mas os guste)

-100ml de leche desnatada

Canela molida y moldes pequeños (por ejemplo de magdalenas)

Empezamos pelando la fruta. Para ello empezamos con un pequeño corte en la base que nos va a servir para peladla con mas facilidad

Y después la cortamos en dos trozos a lo largo

Tiramos de la piel para quitarla. La pulpa saldrá entera con facilidad

La troceamos en daditos de un centímetro

Ahora nos disponemos a preparar la masa de leche. Me baso en mi receta de leche condensada light, pero le echo la mitad de liquido para que quede mas densa, como una masa de croquetas.

En el recipiente de la batidora volcamos la leche en polvo, el edulcorante y la leche desnatada. Batimos hasta que está todo homogéneo. Queda una masa densa que cuajará mas al enfriar y reposar.

La volcamos (antes de que cuaje mas) sobre los dados de fruta y removemos

Para que mantenga bien la forma hasta que cuaje, es conveniente poner los moldes de papel sobre otros mas rígidos. Yo voy a utilizar unos de silicona

Fotograma grabado 130

Vamos rellenando los moldes con un trozo de fruta y masa de leche suficiente. Cuando los tengamos todos rellenos, dejamos enfiar al menos una hora. Pasado ese tiempo habrá cuajado y endurecido. Los podremos sacar del molde de rígido y seguirán manteniendo la forma.

Ya sólo queda disponer los dulces sobre la fuente que vayamos a servir y espolvorearlos con canela en polvo.

Y listo 😉

Como he dicho al principio, podemos servirlo tanto de entrante dulce como de postre. Sorprenderéis a vuestros invitados con algo fresco y distinto…y por supuesto LIGHT.

Esta receta, por su alto contenido en fibra, vitaminas y calcio, es válida para casi cualquier tipo de régimen, incluidas las dietas diabéticas. Es ideal para tomar algo distinto, dulce y fresco…y encima nos ayuda a perder peso

Aquí os dejo la vídeo-receta:

Espero que os haya gustado. Si tenéis alguna duda o sugerencia me la podéis hacer llegar através de las redes sociales, desde éste blog o a través del correo pacomerligero@gmail.com

Lina y yo siempre estamos dispuestos para lo que necesitéis

Nos vemos en la próxima receta 😉

 

Pollo Agridulce estilo chino LIGHT, sin azúcar, sin harina y sin grasas

El pollo agridulce es un plato típico de la gastronomía chino-estadounidense, que está basado en el tradicional cerdo agridulce de la comida cantonesa. Consiste esencialmente tiras de pollo de  rebozadas y fritas, servido con salsa agridulce, acompañado de tiras de pimiento y cebolla.

En la versión que os propongo, evito freír el pollo rebozado haciéndolo en el horno, además de sustituir la harina por salvado de avena. Con ésto queda mucho más ligero que la receta tradicional pues disminuimos drásticamente el aporte de grasas que aporta el rebozado frito, con un resultado muy similar. También sustituyo el azúcar por stevia, por lo que el resultado final es de reducido aporte calórico, siendo así válido casi para cualquier tipo de régimen o dieta. Por supuesto, por la naturaleza de los ingredientes, es válido para las dietas diabéticas.

Tradicionalmente las verduras se hacen en láminas cortadas de tamaño similar. Para darle un toque distinto voy a utilizar pimientos pequeños de colores y chalotas.

20160527_102946

Vamos por la receta:

20160527_102350

Ingredientes:

-250gr pollo cortado en daditos

-150gr pimientos pequeños de colores (rojos, verdes, etc.)

-100gr de chalotas peladas (pueden ser cebollitas francesas)

-2 cucharadas soperas de concentrado de tomate (no confundir con el tomate frito)

-1 cucharada sopera de stevia (se puede sustituir por una cucharada de edulcorante)

-3 cucharadas de vinagre de manzana

-125ml de agua (medio vaso)

-125ml de jugo de piña sin azúcar (yo voy a utilizar el que trae la lata de piña en su jugo)

-Sal al gusto

20160527_102523

 

 

Para el marinado del pollo

-3 cucharadas soperas de salsa de soja sin azúcar (fijaros en la etiqueta antes de comprarla)

-1 cucharadita de jengibre rallado (puede ser en polvo si no tenéis fresco)

-Una pizca de sal

20160527_102758

 

Para el rebozado

-2 cucharadas soperas colmadas de Salvado de avena molido fino

-1 cucharadita de levadura química (o polvos para hornear)

-250ml de agua (un vaso)

-Una pizca de sal

-Un huevo

Empezamos con el marinado del pollo.

Ponemos el pollo en un bol y añadimos las tres cucharadas de salsa de soja, una pizca de sal y el jengibre rallado (se puede utilizar en polvo si no tenéis fresco)

Mezclamos bien y dejamos marinar al menos una hora (lo podemos hacer la noche anterior)

Mientras marina el pollo preparamos el rebozado

Batimos el huevo y lo mezclamos en un bol con las dos cucharadas de salvado, la cucharadita de levadura, el agua y  la sal. Batimos hasta que está todo bien mezclado. El salvado de avena tarda un poco más en absorber el agua que la harina, por lo que al principio puede parecer que la masa está demasiado líquida, pero al reposar espesa de forma adecuada. La masa del rebozado tiene que reposar también al menos media hora.

Fotograma grabado 814

Una vez que haya reposado y marinado toda lo anterior el tiempo suficiente, procedemos a hacer el pollo.

Mezclamos el pollo con la masa del rebozado, añadiendo también los jugos de la maceración. Mezclamos bien.

Con una cuchara, vamos depositando en moldes ligeramente engrasados, trocitos de pollo con masa suficiente para llenarlos. Nos vale cualquier tipo de molde pequeño que nos soporte el horno.

Fotograma grabado 89

Con el horno precalentado a 180ºC (355 ºF), los vamos horneando durante 10 minutos hasta que los tengamos todos hechos.

Fotograma grabado 90

Por otro lado, en una sartén o wok , salteamos las verduras con un poquito de aceite a fuego fuerte. Yo he utilizado pimientos pequeños naranjas y rojos, pimientos del padrón semi picantes (podeis utilizarlos dulces) y chalotas (también nos valen cebollitas francesas).

Cuando empiecen a dorar añadimos el agua, el jugo de la piña, las dos cucharadas de tomate concentrado, las tres cucharadas de vinagre de manzana y la cucharada de stevia. Si en vez de Stevia vamos a utilizar edulcorante líquido, habría que añadirlo casi al final, un par de minutos antes de retirar del fuego.

Removemos bien, bajamos el fuego a la mitad y guisamos durante 5 minutos. Las verduras en los guisos orientales se suelen hacer al “dente”, durante menos tiempo. Como utilizo verduritas enteras hay que dejarlas un poco más para conseguir el mismo resultado. Si os gustan más hechas se pueden dejar unos minutos adicionales.añadiendo más agua o jugo de piña si precisara.

Pasados los 5 minutos, añadimos las bolitas de pollo que hemos horneado, removemos y dejamos en el fuego 5 minutos más.

Fotograma grabado 98

y Listo;). Sólo nos queda emplatar y que cada comensal se sirva la carne y verduras que guste. Se puede servir la salsa aparte para que cada uno añada la que le apetezca.

Fotograma grabado 99

Espero que os guste. El resultado, aunque lleva un toque personal, es muy parecido al que nos sirven en los restaurantes, pero sin la carga de azúcar y grasas (por el rebozado frito) que lleva la receta original.

Como siempre, aquí os dejo la vídeo-receta:

Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactar conmigo. Podéis hacerlo a través del blog, de las redes sociales o al correo pacomerligero@gmail.com.

Como siempre, cuento con la inestimable ayuda de Lina Barragán 😉

Nos vemos en la próxima receta

 

 

Crepes de Crema de chocolate y fresas Superlight sin azúcar, harina,grasas ni gluten

   Crepe,  crep, o crepa es una elaboración de origen francés que se suele hacer con harina de trigo, huevos, leche, aceite, sal. La pasta obtenida con éstos ingredientes se extiende en forma de disco y se cocina por sus dos caras, hasta que se dore. Se suele servir como base de un plato o postre, añadiéndole todo tipo de ingredientes, tanto dulces como salados.

La versión que os propongo está libre de harina, azúcares y muy baja en grasa (la que aporta la yema de un huevo pequeño para 8-10 crepes). Las versiones del sirope de chocolate y la crema de chocolate que realizo también están exentas de grasas y azúcares por lo que es totalmente light.

He intentado que abarque todas las situaciones posibles, pues además de no llevar azúcar, grasas ni harina se puede hacer sin lácteos (con leche y yogur de soja) y tampoco lleva gluten. Las posibilidades son muy amplias pues si queréis hacerlo salado, por ejemplo relleno de tiras de pollo, lechuga y salsa de yogur light (ya publicaré las recetas para hacer la salsas de caseras Superlight) tenéis un “Crebap”

Vamos a ello

20160420_131331

 

Ingredientes para la masa de Crepes:

-200ml de leche desnatada o leche de soja light

-50gr de salvado de avena molido fino y tamizado

-Un huevo pequeño

-4 claras de huevo

-una “pizca” de sal (la punta de un cuchillo)

-una pizca de “stevia” (si es para una receta salada no es necesario)

 

Preparamos y cocinamos la masa:

En un recipiente amplio echamos el huevo, las claras, la leche, el salvado de avena, una pizca de sal y una pizca de stevia (o de vuestro edulcorante preferido).

Fotograma grabado 31

Batimos todo bien hasta obtener una pasta homogénea. La dejamos reposar media hora.

Fotograma grabado 38

Ponemos una sartén antiadherente a algo mas de fuego medio y añadimos unas gotas de aceite.

Añadimos 2-3 cucharadas de la masa (en función del diámetro de vuestra sartén) y la expandimos por la sartén.

Cocinamos De uno a dos minutos por cada cara (tiene que estar algo doradita pero sin quemarse). La vuelta se la damos con una paleta con cuidado de no deshacerla y por supuesto de no quemarnos (si veis el vídeo que os dejo al final tendréis mejor idea de como hacerlas)

Las vamos haciendo una a una y reservándolas

Para hacer la crema de chocolate light:

20160420_131448

Necesitamos:

-Un yogur blanco desnatado (puede ser de soja light)

-25gr de cacao en polvo desengrasado y sin azúcar

-25gr de stevia granulada (o el equivalente de vuestro edulcorante preferido)

Volcamos el cacao en polvo desengrasado, el yogur y la stevia (o el equivalente de nuestro edulcorante) en un recipiente para la batidora.

Fotograma grabado 34

 

Batimos bien hasta conseguir una pasta homogénea. Ya tenemos nuestra crema de chocolate 😉

Ahora vamos a hacer el “sirope” de chocolate

20160420_131723Necesitamos:

-200ml de agua

-50gr de cacao en polvo desengrasado y sin azúcar

-75gr de stevia granulada (o el equivalente de vuestro edulcorante)

-Opcionalmente una pizca de sal (si no queréis utilizar stevia la sal refuerza el sabor, aunque parezca raro, es así)

Fotograma grabado 35

Ponemos a calentar en un cazo el agua. Cuando empiece a hervir añadimos la stevia y removemos hasta que se disuelva por completo. Tiene que quedar la textura de un jarabe.

Fotograma grabado 36

Añadimos entonces el cacao y removemos bien hasta que se disuelva

Fotograma grabado 37

Volcamos en un recipiente y lo enfriamos en la nevera. Al enfriar espesa un poco más y queda la textura perfecta del sirope.

Ahora vamos a montar los crepes. Voy a utilizar fresas pues es unas de la frutas más ligeras y populares, pero podéis utilizar la que más os guste. Incluso hacerlo sólo con la crema de chocolate queda muy rico.

En un plato adecuado ponemos un crepe y añadimos una fila de fruta.

Fotograma grabado 45

Bañamos con la crema de chocolate que hemos hecho

y lo envolvemos todo hasta formar un rollito

Fotograma grabado 48

Terminamos adornando con más fruta y añadiendo el sirope de chocolate al gusto

 

marca2

Y listo 🙂

Los crepes resultantes son muy ligeros y ricos en proteínas y fibra. Podéis rellenarlos con todo lo que os guste, tanto dulce cómo salado. Sólo es echarle imaginación. Por ejemplo si los untáis con crema de queso light y se le añade salmón ahumado, cortando el rollito en ruedas, podéis tener un aperitivo “SushiCrep”. El limite es nuestra imaginación

Aquí os dejo la vídeo receta por si queréis haceros mejor idea:

Bueno. Ya solo me queda daros las gracias por vuestra atención y espero que os guste.

Si tenéis alguna duda o sugerencia podéis contactar conmigo por las redes sociales o por el correo pacomerligero@gmail.com

Por supuesto un besazo a mi Lina por su colaboración y sugerencias. Es la persona más pulcra que conozco.

Nos vemos en la próxima receta 😉

 

 

 

“Dónuts” caseros SUPERLIGHT, sin harina, sin azúcar y sin grasas

  Dónut, rosquilla, dona, berlina, berlin… es un rosco dulce, en forma de anillo, que tradicionalmente se hace frito y se sirve glaseado de distintas formas.

Un dulce de éste tipo suele pesar una media de 50gr por unidad y suele aportar (también de media) 250 calorías y 25gr de grasa (la mitad saturadas) por lo que dietéticamente no es muy saludable comerlo con frecuencia.

En realidad, no hay que abusar de ningún alimento. Todos los extremos terminan perjudicando, tanto por exceso como por defecto. Siempre defiendo que hay que llevar una alimentación equilibrada y saludable, aunque a veces  hay situaciones en que debemos evitar determinados alimentos, ya sea por problemas de salud o porque simplemente queramos perder algo de peso.

La versión de éste dulce que os propongo es muy ligera. Está libre de grasas, harinas y azúcares, siendo rica en proteínas y fibra. Es válida para casi cualquier tipo de dieta. Para los intolerantes al gluten, pueden sustituir el salvado y el gluten por harina de maíz, pero aumentaría el aporte de hidratos de carbono. Para los intolerantes a la lactosa, basta con utilizar la leche y el yogur de soja que menciono en la receta. Como veis hay soluciones para todo. No hay necesidad de renunciar a ningún sabor. Todo es adaptable 😉

Vamos a ello

Fotograma grabado 2

Ingredientes:

-125gr de salvado de avena molido fino y tamizado (se puede comprar molido o hacerlo nosotros mismos con un molinillo o en la termomix)

-125gr de gluten de trigo (lo podéis encontrar fácilmente en cualquier herboristería)

-4 claras de huevo

-50gr de Stevia granulada (se puede sustituir por 4 cucharadas soperas de edulcorante liquido)

-200ml de leche desnatada (puede ser leche de soja light)

-1 yogur blanco desnatado (puede ser de soja light sin azúcar)

-Una pizca de sal (la punta de un cuchillo) (unos dos gramos si queréis afinar más)

-Un sobre de levadura química (o como se conoce en algunos sitios, polvos para hornear)

-Aromas de repostería de mantequilla/vainilla y de naranja (lo podéis encontrar en cualquier supermercado) (si no lo tenéis no pasa nada, aunque dan un toque de sabor)

Fotograma grabado 3

En primer lugar , en un recipiente lo suficientemente grande para poder trabajar bien, batimos un poco las claras.

Añadimos el yogur, la leche, la stevia (o el edulcorante liquido que nos guste, en la cantidad que aconsejo en los ingredientes) y los aromas de pastelería. Batimos hasta que se integre todo bien

Por otro lado, en un bol, mezclamos el salvado de avena, el gluten de trigo, la sal y la levadura química. Mezclamos hasta que esté todo uniforme.

 

Unimos las dos mezclas y removemos con una lengua hasta que quede todo uniforme

Fotograma grabado 12

La textura que tiene que quedar es la de un puré algo liquido (si veis el vídeo os haréis mejor idea). Si veis que os queda más espeso (puede variar por el tipo de leche) podéis añadir algo mas de leche. Si por el contrario os queda muy liquido se puede añadir un poco más de salvado. Haciéndolo un par de veces se le toma fácilmente el punto de espesor.

Para hacerlos vamos a utilizar un molde para rosquillas, ligeramente engrasado. Vamos depositando con cuidado la masa (con una cuchara o una manga pastelera)  hasta llenar los 2/3 del hueco

Una variante si queremos darle sabor a chocolate:

Podemos añadir a la masa 2 cucharaditas colmadas de cacao en polvo desengrasado sin azúcar y 20ml más de leche (la leche es para mantener la textura de la masa)

Removemos hasta que esté todo integrado. La textura tiene que haberse mantenido.

Podemos utilizar cualquier molde que nos guste. Recordad siempre que hay que engrasarlo ligeramente y llenar sólo los 2/3 del hueco.

Hay que hornearlos (con el horno precalentado) a 180ºC  (355ºF) durante 15 -20 minutos. El tiempo depende de las características de vuestro horno  (si es de convección se hace mejor pues reparte mejor el calor) y del tamaño del molde. Hasta que le toméis el tiempo, lo mejor es mirarlos a los 15 minutos, si están dorados y subidos..están listos.

Para desmoldarlos hay que esperar a que estén templados. Salen bien golpeando un poco el molde y con la ayuda de una espátula.

Ya sólo queda bañarlos en stevia (también se puede en aspartamo o cualquier otro edulcorante en polvo) o naparlos con la crema de chocolate que sale en mi receta de leche condensada light ..Y listos 🙂

Espero que os haya gustado.

Si no os sale bien a la primera, no os desaniméis. Es raro que una receta de repostería salga bien a la primera. Cómo ya me preguntaron una vez (comentaban que las cosas nunca salen como en las fotos que se ponen), quiero recalcar que las fotos no son profesionales. Algunas están hechas con el móvil y otras sacadas del vídeo.

Si tenéis alguna duda o sugerencia, necesitáis algún dato nutricional o de algún ingrediente, me tenéis a vuestra disposición. Podéis contactar conmigo desde éste blog, en cualquiera de las redes sociales o através del correo pacomerligero@gmail.com

Aquí os dejo también la vídeo-receta:

Como siempre daros las gracias por haberme prestado un ratito de atención y mandarle un beso a mi Lina, que tiene siempre la cocina impecable.

Hasta la próxima receta 😉

Leche Condensada SIN AZUCAR Y DESNATADA ¡SUPERLIGHT!

La leche condensada es leche  a la que se le ha extraído agua y agregado azúcar.Es un derivado espeso y  dulce. Las formas comerciales pueden conservarse durante años sin refrigeración mientras no se haya abierto.

Tiene también un gran aporte calórico, sobre todo por la cantidad de azúcar que lleva, mas que por la grasa de la leche.

Aunque han existido formas comerciales de leche condensada no azucarada, se estropeaban con mucha mayor facilidad y son poco comunes en la actualidad pues no le son rentables a los fabricantes. La leche condensada se utiliza en numerosos postres de todo el mundo.

Debido a la gran dificultad de encontrar leche condensada desnatada y no azucarada, me he decidido a elaborar ésta receta. Antes de publicarla he estado mirando las versiones que existen por la red. Con algunas me he escandalizado por las barbaridades que dicen. Hay otras que están mas conseguidas, pero complican la receta demasiado siendo una cosa muy sencilla.

Hacer leche condensada desnatada y SIN AZÚCAR de forma casera es fácil  y como se utiliza mucho en postres doy  ideas de cómo utilizarla en ellos. Es apta para diabéticos y para personas que quieran tomar algo realmente ligero y rico. Utilizable como lácteo sin grasa y libre de azúcar en muchos tipo de dietas.

Para endulzar utilizo Stevia, pero hay personas que lo les gusta el dulzor característico que da. En su lugar se puede utilizar aspartamo, que tiene un dulzor mas natural. Pero hay que tener en cuenta que si lo utilizamos en recetas que precisen cocción, puede perder dulzor con el calor e incluso tomar un sabor metálico. También podemos utilizar ciclamato o nuestro edulcorante preferido, en cantidades equivalentes. Lo único que hay que tener en cuenta que si los utilizamos para cocinar, todos los edulcorantes artificiales pierden dulzor por encima de los 160-170 ºC  (320-340 ºF), por lo que habría que ajustar la cantidad que le añadimos.

Vamos a ello.

Ingredientes:

b22

-100gr de leche en polvo DESNATADA

-100ml de leche desnatada, mejor templada que fría para que se integre con mas facilidad con la leche en polvo

-50gr de Stevia granulada (o de nuestro edulcorante preferido en cantidades equivalentes)

 

3446

Para hacerlo SOLO HAY QUE BATIRLO BIEN TODO JUNTO, con una batidora o en la termomix. Nada mas. Es simple y no hay que complicarse la vida. Con las cantidades que indico queda dulce, con buen sabor y textura (al reposar y enfriarse queda perfecta). Si la queréis hacer mas o menos densa, lo único que tenéis que hacer es añadirle mas o menos cantidad de leche en polvo desnatada. Tened siempre en cuenta que al reposar espesa más.

Os voy a dar algunas ideas para postres:

a1

 

s1

Si a la mezcla de la receta de la leche condensada le añadimos 25gr de cacao en polvo desengrasado y sin azúcar, batiéndolo bien, nos queda una crema de cacao perfecta para postres. Al reposar y enfriarlo en la nevera queda con una textura y densidad igual que las formas comerciales, pero mucho mas ligero, por supuesto.

j7bis

 

Otra sugerencia:

a11bis

También , si al hacer la preparación de la leche condensada, le añadimos una hoja de gelatina (preparándola según las instrucciones del fabricante, que suele ser rehidratándola durante 5 minutos en agua y después fundiéndola unos segundos en el microondas) y lo dejamos enfriar un par de horas en la nevera

y6

Nos queda un dulce de leche que podemos utilizarlo de muchas maneras, sirviéndolo acompañado de la crema de chocolate que hemos hecho, por ejemplo

t6

O trocear el dulce y bañarlo en la crema de chocolate, como aperitivo dulce. También podemos bañar fruta ligera…o lo que se nos ocurra 😉

g6

El limite es nuestra imaginación.

Espero que os haya gustado.

Como siempre digo, podemos adaptar a nuestras necesidades todas las recetas que nos gusten. Todo es ponerse 😉

Me queda daros las gracias por el ratito que me habéis dedicado y a mi Lina por ayudarme.

Si tenéis alguna duda o sugerencia no dudéis en contactarme.

También me podéis encontrar en mi canal de Youtube: Canal Paco_mer_ligero 😉

¡Hasta la próxima!